• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Carolina Bustos Beltrán

  

   Eco

 

Borde de roca.

Orilla, sal y dos suspiros.

 

Pepita musida de otra época,

ilusión sin espera.

 

El mar coincide allí

donde la arena es rastro; vetusta marea.

 

Le llamo y se asoma;

lejos intuyo su sombra.

 

El rostro del pescador sediento

regresa a pesar del aire seco.

 

Posa su caña cerca del malecón.

Luz de media tarde.

 

Donde mengua el sudor de su frente,

añora señas; pisa mi voz.

 

Entonces, el eco de boquerones

desde su barquita…

 

Nos arrulla con el bochorno

de la lluvia ausente.

 

                                                     Oporto, julio de 2015

            

 

   El hombre y la isla 

                                   

Intuye el viento siendo sabio

que un día faltará aliento y 

las manos que guardan el mundo serán tan pequeñas 

que no disiparán las fauces 

del dolor al olvido.

 

Un hombre 

Una isla 

 

Tierra insular partida en trozos de roca sobresaliente 

de inmensa belleza.

 

Hazme saber si la historia vierte 

una pizca de cordura  

en la nuestra.

 

Hazme saber si sus pasos fundidos

en la arena mirando al mar

coinciden con los míos.

 

Arrastra la vaga la hondonada

profunda del vértigo 

ese del fondo sugerido

por el pensamiento obsoleto

de rastros perdidos. 

 

Tiempo de ofrendas de sueños 

con ojos abiertos 

donde tus brazos al viento sabio

se desnudaban. 

 

Se desnudaban y lloraban. 

 

                                                      Carrières-sur-Seine 15-9-17

 

 

   Aurelio sures

                                                                        A Aurelio Arturo

 

 

Qué dicha ser Sur, Sur de orilla que la ciudad no nombra.

Adonde se llega solo

y se escapa en colectivo.

 

Soy del Sur aureliano

sensación y advertencia de montañas

que camuflan el verde de mis ojos exiliados.

 

Sur absurdo; fractura de Norte.

Música, deleite con sílabas perfectas.

Suave sur; sur en minúsculas abstraído en tres letras.

Áurea espesa de niebla fría,

Sur de 'r' rasgada, roída, rústica.

 

Villano sur de padre ausente;

de negro marino; tizne de tierra y papas calientes.

Canto de silencio:

viento.

 

Sur sur surecito

surado surco sumado

sueño sumamente sutil

sutilidad sumisa suasoria

súbito suscito.

 

Voy al sur siempre, a veces, mañana.

Cuando sureo el destino;

cuando me vuelvo sur,

sur de tango.

 

Verseo sures

aurelio sures

artureo sures

espío sures.

 

En mi sur no hay bosques salvajes

sólo viento y silencio:

esencia.

 

                                                  Norte, 1 de enero de 2017

 

 

    Para la Libertad 

 

   I

 

Escribes para ser libre 

para desconocerte 

y encontrarte.

Escribes la palabra

explicita, implícita 

 

Folio virgen

tinta diluida 

cuerpo dibujado

tejido sonoro, falanges dóciles.

 

Escribes cantos de teclas

ritmo de sílabas

manuscrito sin sombras.

Silencios de premura ante la opresión.

 

Eliges al poema como acto libertario

pues sabes de cárceles, de imposturas y de juegos macabros

donde muchas veces tropiezas a pesar  del vertigo.

La caída libre es inminente.

Respondes al gusto del otro,

partes en vuelo

desmembrándote por partes

dejando aliento por la senda 

por donde pasas.

 

La libertad no es gratuita

se reprende

se priva

se paga:

a crédito, con tarjeta 

y en cláusulas de banco.

Viene con varios disfraces

sesga y amenaza.

Esclaviza.

 

Escribes para no morir.

Basta el poema puro, soberano

ese que indaga en la esencia 

y va a la raíz. 

Arena blanca,

negra tierra de montaña que brama.

Mujer en el agua.      

 

                                                  Carrières-sur-Seine, julio de 2017

  

   Otra ciudad recorrida

 

Esa ciudad que recorres

se parece a ti

oculta, sola,

hecha espejismo de soberbias expectativas.

 

Encarcela

aleja

los cuerpos del gozo

es una isla densa

donde las estrellas

ensoñadas

son recuerdo

de noches de infancia.

 

 

   2

 

He visto hombres en la periférica;

rostros múltiples

coloridos a pesar del dolor

pidiendo un euro a cambio de una sonrisa.

 

Al otro lado de ella

he comido; 

he bebido;

he festejado con vino

la libertad y la vida.

Ignorando

la trampa

de la felicidad del suelo.

Ignorando consiente

el territorio sombrío donde me paseo con máscara.

 

 

   3

 

Recorres el paraíso, 

edificaciones monumentales,

ladrillos de historia

unas de muertes; otras de lágrimas.

 

Acumulas iglesias, museos, avenidas elegantes,

líneas de metro, rojas o amarillas

por donde circulan los libres.

 

Expones tu pecho al viento 

vibras, sientes el orgullo llamado « patria ».

La brisa en el paraíso 

suele ser borrasca indómita para algunos.

 

Tu ciudad a veces iluminada por una torre mágica es el infierno de los vivos.

Elegiste tu opción para no sufrirlo. Y muy a tu pesar,

una fila de rocas ígneas es escombro en el pecho de los « otros ».

 

                                           Carrières-Sur -Seine, 15 de julio de 2017

 

(Carolina Bustos Beltrán nació en Bogotá, Colombia, en 1979. Los primeros tres poemas pertenecen a “Estación Tropical & Otros poemas sinuosos”; los siguientes fueron enviados especialmente por la autora para su publicación en este espacio. Bustos Beltrán recibió varios reconocimientos, algunos de ellos en su condición de narradora. En poesía, fue seleccionada en el certamen Voces Nuevas de la Editorial Torremozas, en 2010. Su obra “Lecciones de UrbEnidad, Tabogo & Otras ciudades recorridas” recibió en 2015 el tercer premio del Concurso Ediciones Embalaje del XXX Encuentro de Poetas Colombianas del Museo Rayo, Roldanillo, Colombia. En 2016, “Estación Tropical & Otros poemas sinuosos” fue finalista del Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, de Salamanca, España. Poemas suyos fueron incluidos en antologías y publicaciones de formato diverso. La poeta es también docente universitaria. Reside en Francia desde 2003).

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.