• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

Saraus

Los saraus se conocen actualmente como un movimiento cultural nacido en la periferia empobrecida de San Pablo, la ciudad más grande de Brasil. Dio sus primeros pasos en noches de música y alcohol en los bares de las zonas marginadas, comenzaron a realizarse lecturas y luego unos primeros escritos pegados en los postes de luz, en reemplazo de la propaganda política. La poesía abrió espacio a la narrativa y a la música y muchas personas empezaron a sentir que la palabra y su uso no son una potestad que deba permanecer en manos de minorías ilustradas de los centros urbanos acomodados. Comenzaron a organizarse publicaciones fuera del circuito convencional, que se afianzaron con una organización progresiva. Poetas, narradores y músicos de los saraus paulistas estuvieron en Buenos Aires, a comienzos de mayo, en la Feria del Libro. Allí se presentó el libro que contiene estos y muchos otros textos (informes sobre saraus en notas disponibles en el enlace Noticias).

 

   Sérgio Vaz

 

   El milagro de la poesía

 

Soy poeta

y como poeta puedo ser ingeniero,

y como ingeniero

puedo construir puentes con versos

para que las personas puedan pasar sobre los ríos

o solo servir de refugio para los indigentes.

 

Soy poeta

y como poeta puedo ser médico,

y como médico

puedo trasplantar corazones

para que las personas amen nuevamente

o simplemente recetar poemas

para las tristezas con alergias

o las alegrías sin satisfacción.

 

Soy poeta

y como poeta puedo ser obrero,

y como obrero

puedo despertarme antes del sol y dar cuerda al día,

y cuando llega la noche, serena y calma,

descansar la herramienta del cuerpo

en el consuelo de la familia-

autopartes de mi alma.

 

Soy poeta

y como poeta puedo ser asesino

y como asesino puedo apuñalar tiranos,

con el filo de mis palabras

y disparar versos de grueso calibre

en la cabeza de la multitud

sin preocuparme del cura, juez o prisión.

 

Soy poeta

y como poeta puedo ser Jesús,

y como Jesús

puedo descrucificarme

y sin los clavos en las manos y los fanáticos a los pies

andar libremente sobre tierra y mar

recitando poesía en lugar de un sermón.

 

Donde no haya milagros,

mostrar el pan.

Donde falte la palabra,

repartir la acción.

 

--

 

Mi poesía

a pesar de ser poca y rala

cabe en tu boca

dentro de tu habla.

 

A pesar de ser leve y ronca,

llora en silencio

mas nunca se calla.

 

A pesar de ser lengua sin ropa,

no traba papel,

¡escupe balas!

 

 

   Binho

 

   Me lastimo de cerveza

 

O te desvías de ser pobre

O dios va a tener que jurar por vos

No hay problema con que el pan sea de ayer

Yo tampoco soy de hoy

El día está empezando por fuera de mi adentro

Ya amanece descascarado de problemas

Este octubre tendrá dos siglos

Y en estas horas dios me alma

Existen cosas que sólo el corazón decide

Pero no sé lo que es

Dios le cortó el ombligo del suelo

Y fue por la raíz

De acá a tres bares está mi casa

Y yo

Me lastimo de cerveza.

 

 

   Michel Yakini

 

   Plegaria

 

¡Alabado verso del reverso!

Haz de los techos la vista más allá de los bloques

Bendito el giro que se labra en la palabra

Que la noche sea como el matorral de tus días

En que los tambores anuncian el aire de la gracia

 

Viene con el impulso del soltar el barrilete

Rajaduras, quebraduras, escapuliendo letras

 

Verborragia en silencio

Páginas pimientas,

Hierve en el lomo de la ceguera,

Vierte mares en mandacarus*

Calma la sed de las memorias

 

Por donde siga yendo,

La poesía como la flor,

Y el poeta siembra polen,

Pone dulce en la saliva,

Aguijón en el menosprecio

Se desparrama en nuestro mundo

Y besa la boca de la vida.

 

*mandaracus: planta del noreste brasileño

 

(De “Saraus, Movimiento / Literatura / Periferia / Sao Paulo”, antología con investigación, compilación, traducción y notas a cargo de Lucía Tennina, Tinta Limón Ediciones, Buenos Aires, 2014. El libro fue publicado con apoyo del Ministerio de Cultura de Brasil y de la Fundación Biblioteca Nacional. Sergio Vaz es poeta, vive en San Pablo y es creador de la Cooperativa Cultural de la Periferia –Cooperifa- y del sarau Cooperifa, que transformó un bar de la periferia paulista en un centro cultural que reúne a unas 300 personas una vez por semana.  Es autor de siete libros. Binho es poeta y promotor cultura de la periferia de San Pablo.  Es gestor del sarau que lleva su nombre y que en 2012 se volvió itinerante. Publicó “Postesia” –el nombre de la acción de colocar poemas en los postes de luz- y “Donde Miras”, junto con Serginho Poeta.  Michel Yakini es poeta, narrador y promotor cultural. Fue co-fundador del Colectivo Literario Sarau Elo da Corrente. Publicó libros propios y participó de antologías).

 

 

   Dinha

 

   De acá de adentro de la guerra

   III

 

De aquí, de adentro de la guerra,

cualquier tropiezo es motivo.

La muerte te mira a los ojos

te llama, te atrae, te codicia.

 

De aquí, de adentro de la guerra,

no hay DIU ni preservativo

Que te proteja de la estúpida reproducción

del hambre, de la miseria, de la ínfima estructura

que sofoca el cantar de las favelas

-antiguas senzalas* modernas-

cementerio general de las personas.

 

De aquí, de adentro de la guerra,

grito para ser escuchada.

 

De aquí, de adentro de la guerra,

me armo y me policío.

 

De aquí, de adentro de la guerra,

Yo protejo mis sueños.

Para no volverme cabeza

Para no volverme palabra

Para no volverme estadística.

 

*senzalas: galpones grandes donde eran alojados los esclavos de los ingenios, minas y haciendas.

 

   Allan da Rosa

 

 

   Letra es treta

 

La piel de la palabra. Viento en el oído es tacto.

Letra es saliva. Sílaba es aliento.

Lectura es laberinto y lucha.

Letra princesa, lapicera escucha.

Letra es treta. Es trueque.

Letra es cena. Incendiando la tela.

Es madrugada bordando la voz de una sirena.

Es el voltaje de lo diario, el vicio de la eternidad.

Canario en el armario, derrame y nostalgia.

Hilo de sal, hilo de barrilete, cuaderno umbilical.

Letra revela y rebela, letra es soledad en la celda.

Es oración, y vela. El parto y la secuela.

Tacita de fiesta. Escoba en tierra encendida.

Letra es llave, es guía,* es defensa.

Letra libre, papel continúa siendo árbol

Fructificando partituras y espejismos.

Por la voz equilibrada entre los dedos

Mapeando de azul  sulfito

Que bailen nuestros lindos ojos rojos.

Pero la letra se achicó, se burló del contrato

Se exilió, se puso a correr por el matorral

Levantó el garrote, apoyó el desacato

Argumentiras para los tiros de los ratis.

Tribunales. Veredictos. Visitas.

Letra es teta, de la que mamó el vampiro.

Leche de lapicera, sangre de analfabeto.

Veneno y hedor en el papiro.

Letra es feria, es fila.

Es frontera entre la ronda y la radio,

El cuaderno y la fogata.

Letra es error, es nervios, es fervor.

Es dibujo de sueño. Letra es seña, es suerte.

Es acento, es ataque, es tumbadora.

Grávida gráfica. Está bailando.

Y tu pensamiento en ella estática.

Letra es treta, letra es trauma, letra es trama.

Letra afligida, la niña que grita.

El libro te frita, en amor no acredita.

Letra es hechizo, es trago, es manzana.

Letra es treta, letra es lana.

Bufanda en la garganta, malabares cuerdas vocales.

Letra abismó

Ala rota en el peñasco

Homicidios en gotas

Miedo, mala racha, asco.

Letra es refugio, ritmo y unión en la choza

Letra es chupada, querosene y llama en la estopa.

Letra es mensaje por el cuero. Ginga** de Besouro***

Cortocircuito y estruendo. Giro en el desafuero.

Asilo de la idea, casa de la sensación.

Letra es corte y es cortesía, es tacho de ilusión.

Vitamina del suelo, arroz y feijâo.

Letra es treta, letra es techo, letra es tinta, letra es afecto.

 

*Collar de semillas, bendecido por el pai de santo, usado para proteger simbólicamente el cuerpo.

**Movimiento de la capoeira, balanceo del cuerpo hacia los costados y hacia atrás.

***Besouro Mangangá, caporeirista de la década del 20.

 

 

   Lids Ramos

 

   Dentro de mí

 

¿Sabés una cosa?

¡Odio menstruar!

¡Odio tener más mal humor del que ya tengo!

¡Odio las toallitas, todas!

¡Odio tomar remedios para calmar el dolor de la panza!

¡Odio sentir dolor de panza, dolores en los senos, dolores en la espalda!

Odio a todos los machistas que adoran decir:

“ay, bicho feo, sangra todos los meses y no se muere”

¡¡¡Odio cuando mi útero llora tanta sangre por no haber sido fecundado!!!

Odio porque todos los meses, no estoy menstruando y sí “monstruando”

Prácticamente una homicida (ni ganas de mirarme al espejo)

Amo cuando noto que vuelvo a la sociedad

Amo cuando vuelvo a conversar con mis plantas, y amigos

Amo cuando siento el amor en mí.

 

De ansiosa que soy me encuentro pensando

El mes que viene ya vuelve la sangre

(¡Odio todo de nuevo!)

 

(Del libro ya mencionado. Dinha, María Nilda de Carvalho Mota, nació en Milagre, Ceará, en 1978, y reside en San Pablo desde 1979. En 1999 participó de un movimiento de hip-hop, que realizaba intervenciones políticas y culturales en las comunidades. Luego estudió Letras en la Universidad de San Pablo. Editó dos libros y creó la editorial Me Parió Revolucao, con Sandrinha Alberti y Lindalva Oliveira. Allan da Rosa. Además de poeta es narrador. Ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Negra “Ruth de Souza”. Es historiador y fundó la editorial Toró. Lids Ramos es poeta, productora cultura y participa de la organización del Sarau de Ademar).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.