• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Vachel Lindsay. Estados Unidos, 20/1

 

   Nació en 1879 en Springfield, donde murió en 1931. Aunque estudió primero medicina, después se lanzó a las artes y recorrió el país cantando sus letras.

 

    Hablemos ahora por la paz

 

Señora de la Luz, y nuestra mejor mujer, y reina,

párese ahora por la paz (aunque la ira desgarra su corazón),

aunque no se ve más que humo y llamas y asfixia.

 

Señora de la Luz, pronúnciese, aunque sienta que habla sola,

aunque su voz luzca como la de una paloma en esta inundación

      de aullidos,

se oirá esta noche en todos los Senados y en el trono.

 

Aunque la expansiva batalla de millones y millones de hombres

amenaza esta noche con barrer la tierra entera,

detrás del humo late de nuevo la promesa de la bondad.

 

 

   Por qué he votado

   a la fórmula socialista

 

Yo soy injusto, pero puedo luchar por la justicia.

Mi vida es cruel, pero puedo votar a favor de la bondad.

Yo, carente de amor, digo que la vida debe ser hermosa.

Yo, que soy ciego, clamo en contra de mi ceguera.

 

El hombre es un bruto extraño – domestica sus fantasías –

Combate a la humanidad, para obtener dulces lujos.

Es así que él será, aunque la ley sea clara como el cristal,

aunque los hombres planean vivir en armonía.

 

Ven, votemos en contra de nuestra naturaleza humana,

clamemos a Dios en todos los lugares de votación

para que sane nuestro eterno pecado

y nos haga sabios con caras transfiguradas.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.