• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Carlos Barbarito (II)

 

   Nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, en 1955. El poema que sigue es inédito, y fue enviado por el autor.

 

   Más adelante, la entraña...

 

Más adelante, ¿la entraña será puesta

debajo de una campana de vidrio

y la espina dorsal –que a todo sostiene-

entregada sin reversión al fantasma?

¿Sumar y restar se volverá indiferente

y lo nacido para el vuelo

olvidará como sostenerse en el aire?

¿El lápiz se quebrará al rozar la hoja en blanco

y será, entonces, imposible trazar la palabra?

 

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.