• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Federico Hernández

   Nació en San Salvador, en 1974. Además de poeta, es narrador y ensayista. Su obra está difundida en varios países de América Central. Es uno de los poetas invitados al Festival de Poesía de Managua, en mayo.


   Vivíparos

   Mientras tanto
la muerte nos dura para siempre
y es suya nuestra frágil cintura

se acoda
aburrida
en los manantiales

no tose
no odia (como algunos piensan) los armarios

carece de párpados cuando nos mira fijamente
y lo hace profundo
exacto ahí donde lo único que escondemos
es la vida que queda


   Palabra y tiempo
   (Paréntesis kantiano)

   Para callar no necesito mi silencio.

Me muevo.
Se mueve la hoja que cae y no lo sabe.
El aire es la denuncia natural del tiempo.

   Para callar no necesito mi silencio.

No puedo remover una pestaña
sin tocar un rostro.
La palabra es injusta si la tengo.

   Para callar no necesito mi silencio.
Necesito tiempo.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.