• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

Julia Wong

 

   Julia Wong Kcomt nació en Chepén, Perú, en 1965. Es una de los poetas invitadas al Festival de Poesía de Rosario, Argentina, a fines de septiembre. El poema que sigue fue tomado del espacio oficial de ese Festival, www.fipr.com.ar, en el enlace “Invitados”.

 

   La jauría

 

 

De tus manos sale un puñado de lobos
Su aullido me inocula contra la falsa bondad del universo
Todo está siendo estrepitosamente depredado
La galleta molida
La paloma que muere entre los dientes del tigre
Y el corazón sabueso aúlla a la luna que ha dejado de sangrar
En esa mano abierta que ha dejado libre a la manada
Crece la noche
Y a galope de jinetes desdentados suena el silencio singular del alba
El alaba rompe como un garrafón semi lleno en la noche
Y augura que sólo reinará quien se olvide de sus propios instintos
La silla de montar es precisa
El caballo miente
Parece que quisiera quedarse para siempre pastando cerca al mar
El dolor de la mano abierta se vuelve negro
Y los ruidos de la tarde se confunden con los ojos anaranjados
De los niños que han dejado atrás su casa
El hombre nómade no tiene corazón deja demasiadas penas en el caminar cruel y fácil.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.