• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Eduardo Galeano

   Nació el 3 de septiembre de 1940 en Montevideo, Uruguay, donde murió el 15 de abril de 2015.

 

   Ventana sobre una mujer

 

Esa mujer es una casa secreta (es una fortaleza).

En sus rincones, guarda voces y esconde fantasmas.

En las noches de invierno, humea.

Quien en ella entra, dicen, nunca más sale.

Yo atravieso el hondo foso que la rodea. En esa casa seré habitado.

En ella espera el vino que me beberá.

Muy suavemente golpeo a la puerta, y espero.

 

 

 

    Fuegos

 

Cada persona brilla con luz propia entre los demás.

No hay dos fuegos iguales.

Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos colores.

Hay gente de fuego sereno,

que ni siquiera se entera del viento,

y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas.

Algunos fuegos bobos que no alumbran ni queman:

pero otros arden la vida con tantas ganas que no se

puede mirarlos sin parpadear,

y quien se acerca se enciende.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.