• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Luis García Montero

 

   Nació en Granada, España, en 1958. El poema que se publica a continuación pertenece a “Mónica y los lobos”, publicado por El Suri Porfiado Ediciones, de Argentina, en octubre de 2014.

 

   Los lobos

 

   1

 

Los ojos encendidos por detrás de los muebles.

La piel una espesura que roza las paredes.

El lobo de la noche ha llegado a mi casa.

Sus colmillos se abren y se cierran

como una campanada de reloj.

 

Ya estás aquí,

blanco para dormir en el invierno,

lento para las sombras que vigilas,

salvaje por amor a un domicilio

que huele a soledad y bosque interminable.

 

Ya está tu lengua aquí.

Oigo que bebes agua

en la lluvia que soy.

 

De la noche que vivo son tus pasos

como las huellas son de la mañana.

 

El lobo de la noche

reconoce su casa.

Está en mis pies, respira,

dice que el cielo guarda

aquella luna que los dos sabemos.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.