• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Luis García Montero

 

   Nació en Granada, España, en 1958. El poema que se publica a continuación pertenece a “Mónica y los lobos”, publicado por El Suri Porfiado Ediciones, de Argentina, en octubre de 2014.

 

   Los lobos

 

   1

 

Los ojos encendidos por detrás de los muebles.

La piel una espesura que roza las paredes.

El lobo de la noche ha llegado a mi casa.

Sus colmillos se abren y se cierran

como una campanada de reloj.

 

Ya estás aquí,

blanco para dormir en el invierno,

lento para las sombras que vigilas,

salvaje por amor a un domicilio

que huele a soledad y bosque interminable.

 

Ya está tu lengua aquí.

Oigo que bebes agua

en la lluvia que soy.

 

De la noche que vivo son tus pasos

como las huellas son de la mañana.

 

El lobo de la noche

reconoce su casa.

Está en mis pies, respira,

dice que el cielo guarda

aquella luna que los dos sabemos.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.