• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Oscar Hahn

 

   Nació en Iquique, en 1938. Su obra "Mal de amor", de 1981, censurada por la dictadura de su país, se está reeditó a fines de octubre de 2014 en Argentina.

 

  

   En una estación del metro

 

Desventurados los que divisaron

a una muchacha en el Metro

 

y se enamoraron de golpe

y la siguieron enloquecidos

 

y la perdieron para siempre entre la multitud

 

Porque ellos serán condenados

a vagar sin rumbo por la estaciones

 

y a llorar con las canciones de amor

que los músicos ambulantes entonan en los túneles

 

Y quizás el amor no es más que eso:

 

una mujer o un hombre que desciende de un carro

en cualquier estación del Metro

 

y resplandece unos segundos

y se pierde en la noche sin nombre

 

 

   Invocación al lenguaje

 

Con vos quería hablar, hijo de la grandísima.

Ya me tienes cansado

de tanta esquividad y apartamiento,

con tus significantes y tus significados

y tu látigo húmedo

para tiranizar mi pensamiento.

Ahora te quiero ver, hijo de la grandísima,

porque me marcho al tiro al país de los mudos

y de los sordos y de los sordomudos.

Allí van a arrancarme la lengua de cuajo:

y sus rojas raíces colgantes

serán expuestas adobadas en sal

al azote furibundo del sol.

Con vos quería hablar, hijo de la grandísima.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.