• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Juan Sánchez Peláez

 

   Nació en Altagracia de Orituco, estado de Guárico, Venezuela, en 1922. Murió en Caracas, en 2003.

 

   IV (de “Animal de costumbre”)

 

Por salir con el silbo de la serpiente y las

   aves del paraíso

Al paso de las tardes

El trapecio milagroso de tu deseo es la vida

Y el diamante en mi amante

Y a través de la púrpura roja (en el sueño) las

   blancas ventanas en mi vigilia

Y cuando me aman olvido mi propia presencia

Cuando me escuchan olvido mi propia audiencia

Cuando me llaman hombre soy un caballo negro por

   la nostalgia

Y si me salvo no será por piedad

Si muero no será por suicidio

Si renazco no será en la resurrección de la carne

Salgo a escena inerme ante vocales y vocablos con

   vaivenes rápidos circulares de fulgor paralelo

   con el pez vivo en la red y la interrogación sin

   sentido.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.