• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Juan Sánchez Peláez

 

   Nació en Altagracia de Orituco, estado de Guárico, Venezuela, en 1922. Murió en Caracas, en 2003.

 

   IV (de “Animal de costumbre”)

 

Por salir con el silbo de la serpiente y las

   aves del paraíso

Al paso de las tardes

El trapecio milagroso de tu deseo es la vida

Y el diamante en mi amante

Y a través de la púrpura roja (en el sueño) las

   blancas ventanas en mi vigilia

Y cuando me aman olvido mi propia presencia

Cuando me escuchan olvido mi propia audiencia

Cuando me llaman hombre soy un caballo negro por

   la nostalgia

Y si me salvo no será por piedad

Si muero no será por suicidio

Si renazco no será en la resurrección de la carne

Salgo a escena inerme ante vocales y vocablos con

   vaivenes rápidos circulares de fulgor paralelo

   con el pez vivo en la red y la interrogación sin

   sentido.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.