• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Wislawa Szymborska (II)

 

   Nació en Prowent, actualmente Kornik, el 2 de julio de 1923, y murió en Cracovia, el 1 de febrero de 2012.

 

   Cierta gente

 

Cierta gente huyendo de otra gente.

En cierto país bajo el sol

y bajo cierta nubes.

 

Dejando atrás sus todos respectivos,

campos sembrados, ciertas gallinas, perros,

espejos en los que ahora sólo el fuego se contempla.

 

Llevan a la espalda hatillos y cántaros

día tras día más pesados, cuanto más vacíos.

 

El agotamiento de alguien tiene lugar en silencio,

el arrancamiento a alguien de su pan en el tumulto

y el acunamiento del niño muerto de alguien.

 

Ante ellos un incesante “por aquí no”,

no es ése el puente que necesitan

sobre un río extrañamente rosado.

Alrededor unos disparos, a veces más cerca, a veces más lejos,

en lo alto un avión que parece dar vueltas.

 

Vendría bien alguna invisibilidad,

alguna oscura pedregosidad,

y aún mejor un no-haber-sido

por un tiempo breve e incluso largo.

 

Algo todavía ocurrirá, pero dónde y qué.

Alguien saldrá a su encuentro, pero cuándo, quién,

desempeñando qué papel y con qué intenciones.

Si tiene elección,

quizás no quiera ser un enemigo

y los deje con cierta vida por delante.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.