• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Wallace Stevens

   Nació el 2 de octubre de 1879 en Reading, Pennsylvania, Estados Unidos, y murió en Hartford, Connecticut, el 2 de agosto de 1955

 

       Humanidad hecha de palabras

 

¿Qué seríamos nosotros sin el mito sexual,

el humano ensueño o el poema de la muerte?

 

Castrados en un amasijo hecho de luna. La

          vida consiste

en proposiciones acerca de la vida. El

          humano

 

ensueño es una soledad en la cual

componemos esas proposiciones, desgarrados

          por los sueños,

 

por los terribles sortilegios de las derrotas

y por el miedo a descubrir que derrotas y

          sueños son uno.

 

La raza entera es un poeta que escribe

las excéntricas proposiciones de su destino.

 

 

   La poesía es una fuerza destructiva

 

La desgracia es

no tener en verdad nada.

Es tener o nada.

 

Es algo para tener,

un león, un buey en su pecho,

sentirla respirar allí.

 

El corazón, perro fornido,

buey joven, oso patizambo,

prueba la sangre de ellos, no la escupe.

 

Es como un hombre

en el cuerpo de una bestia violenta.

Sus músculos son los de él…

 

El león duerme al sol.

Su hocico sobre sus garras.

Puede matar a un hombre.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.