• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

El poeta es "un gran exiliado", dice el peruano Juan C. Lázaro

El poeta es “un gran exiliado”, uno que intenta levantar la voz en el desierto, afirma el peruano Juan Carlos Lázaro, quien acaba de publicar un libro que transita por la desolación. Dice haber dejado atrás la poesía surgida “de la calle”, del “coloquialismo popular”, porque a su entender es de lenguaje limitado.

 

   “Desolado el techo donde se posaba el gato” es la obra que este poeta nacido en Lima en 1952, considerado integrante de la Generación del 70 junto con José Watanabe, Enrique Verástegui y Mario Montalbetti, entre otros.

   En su condición de editor, Juan Carlos Lázaro creo la editorial Sol & Niebla, en 2002, que publica una revista literaria homónima.

   La desolación es el tema emergente del libro y acaso sea expresión de su poética, le planteó Pedro Escribano, del diario La República.

   “La desolación, según he observado en mis trabajos poéticos, es una constante de la forma como concibo la vida y pretendo reflejar en mi poesía. El titulo corresponde un poco a Ezra Pound, al canto 39. Me parece que es una excelente imagen que concentra lo que quise expresar esta vez”.

   Sin embargo, le dijo el periodista, se lo identifica con una generación “de mucho ruido”, ante lo cual comentó: “Exactamente. Yo pertenecía una generación atrabiliaria, bastante beligerante, que tenía como lema la ruptura con las generaciones anteriores (…) Yo, de alguna manera, también agitaba esa bandera, pero con el tiempo me fui dando cuenta de que la retórica de esa poética, que era el ‘coloquialismo popular’, tenía muchas limitaciones”.

   Explicó al diario: “El lenguaje callejero, de la jerga, el lenguaje conversacional, es muy limitado si es que no es tamizado con un sentido crítico bastante afinado, como el que hizo Eliot. Aquí no se hacían las cosas así, entonces yo retorné a la tradición poética, específicamente a la de los surrealistas de los años 30”.

   La adopción del “lenguaje callejero” en la poesía tuvo su apogeo pero luego, insistió, “demostró sus limitaciones”. De hecho, “los poetas que produjeron abundantemente muchos libros con esa retórica, actualmente desandan el camino. Ya se han corregido, tratan de ser poetas con más rigor formal porque entienden realmente el fundamento y la adultez de la verdadera poesía”.

   Ante una acotación del periodista dijo que “el poeta es un gran exiliado. Desde que Sócrates y Platón expulsaron al poeta de su república, es un paria. Es como el profeta Jeremías, el más profundo de los profetas del Antiguo Testamento y el autor del más hermoso libro, Las lamentaciones. Aquel que solo proclamaba y advertía sobre las desgracias que se cernían en un pueblo que no creía en el amor y no le hicieron caso, ese pueblo terminó sometido a la esclavitud. El poeta es algo así actualmente, una voz que clama en el desierto. Es un parásito social, un payaso, un clown, el hombre sin oficio ni beneficio, el cual es despreciado y marginado totalmente por este sistema de la oferta y la demanda”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://larepublica.pe/cultural/1171932-el-poeta-es-un-paria-sin-oficio-ni-beneficio

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.