• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

España "borró" a la canción de protesta, critica Luis Pastor

El compositor y cantante español Luis Pastor afirma que su país “borró” de la historia a la corriente de creadores identificados con la canción de protesta que se expandió en el en la etapa final de la dictadura de Francisco Franco. Esta mecánica de desmemoria involucra a artistas que pueden ser equiparados con líderes políticos, por lo que representaron para varias generaciones.

 

   El músico presentó en Madrid un libro con sus memorias, que sostiene no es simplemente una autobiografía sino el intento por recuperar épocas trascendentes para el país. Se titula “¿Qué fue de los cantautores?”, que corresponde a uno de sus poemas. Es editado por Nórdica y Capitán Swing.

   Luis Pastor nació en Berzocana, Cáceres, en 1952. Pronto comenzó a destacarse en recitales en iglesias y centros barriales que se colmaban de público para escucharlo. Con apenas 18 años recorrió ciudades de Alemania, Bélgica y Francia. Cuando grabó su primer disco, la censura de la dictadura franquista permitió que se pudieran transmitir solo cuatro canciones.

   A partir de 1975, con el decaimiento del régimen totalitario, comienza la publicación de discos, entre los que se destaca, en 1977, la gran circulación alcanzada por “Nacimos para ser libres”. Luego las ediciones fueron espaciándose, a medida que decaía la trascendencia de las canciones de protesta.

   En ocasión de la presentación del libro, informó la agencia EFE, declaró que “la canción protesta se ha intentado borrar de la historia de este país. Se va arrinconando su importancia, queda relegada a dos o tres nombres y se olvida que hubo un movimiento muy importante detrás". Este olvido, prosiguió, se debe a que se trata de creadores incómodos para el poder.

   A propósito de esto, en 1976, durante la denominada “transición” española a la democracia, Pastor fue contratado por Televisión Española, para el programa “Yo canto”. EFE recuerda que en una de las emisiones el músico dijo que España seguía siendo una dictadura, lo que según la agencia precipitó la renuncia del director de la emisora, Rafael Ansón.

   En el libro, el músico regresa a la niñez, “el país que más visita” y a un período de conexión con la tierra.

   Al volver al tema de la canción de protesta, Pastor sostuvo que “cambió mentalidades” y amplió el conocimiento popular de la poesía. Por eso insistió en calificar como injusto que esos creadores, que llegaron a ser casi “líderes políticos”, hayan sido olvidados.

   En cuanto a las generaciones actuales de compositores y músicos, dijo que su orientación es mayoritariamente “hedonista” y canta al amor, aunque agregó: "Me gusta mucho que están rompiendo los esquemas y haciendo que chavales de 15 años lean poesía".

 

 

   Médico y poeta

   La distancia entre las ciencias y las artes es “una locura”, en palabras del profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga, Francisco Ruiz-Ruiz de León. En un intento por acortarla, el académico publica un disco compacto con sus textos poéticos, que se refieren a las enfermedades mentales que suele atender.

   “Siempre me han interesado los dos caminos, la psicología y el arte. De hecho, mi tesis doctoral la hice sobre psicología y teatro, y también hice una formación en psicodrama, que es abordar las enfermedades mentales a través del teatro”, explicó.

   Con esa concepción, Ruiz-Ruiz de León publica el disco “Poemas de locura, amor y muerte”.

   “Los que se dedican a las ciencias y se creen que salen beneficiados luego no sirven para la vida porque no entienden nada, no saben de teatro, ni de literatura, ni de política”, insistió en un diálogo con Diario Sur.

   Agregó: “Muchos de mis poemas los llevo a la docencia, hago poemas de problemas mentales, como la depresión, la anorexia o la esquizofrenia. Es un intento de buscar la verdad poética de las enfermedades”.

   Además, las actividades culturales enriquecen la docencia de las ciencias. “Cualquiera que se dedique a dar clases necesita tener otros recursos y otros conocimientos”, expresó.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.