• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Del machismo a la inclusión, un rapero catalán publica poesía

Se puede transitar de las frases machistas y discriminadoras al mensaje inclusivo, según la trayectoria que muestra el rapero catalán Christian Jiménez Bundó, conocido con el nombre artístico El Porta, quien está publicando su primer libro de poesía, si bien había tenido un buen caudal de lectores con unas plaquetas que había difundido por internet.

 

   Parece que todo viene muy rápidamente en su vida: hace rap desde los 11 años, a los 18 firmó un contrato con la multinacional Universal Music y ahora publica, con la editorial Aguilar, “Estados de un exanónimo”.

   Tuvo problemas por los contenidos machistas de su rap, pero también por composiciones que no siguieron el estatuto férreo que se le atribuye al género, por dotar a sus piezas de cierto romanticismo.

   A propósito de la publicación del libro, El Español recuerda en una nota de Lorena Maldonado que Christian Jiménez Bundó expresó en un rap: “Las niñas de hoy en día son todas unas guarras”. Tuvo respuesta de toda clase, como una amonestación del Instituto Nacional de la Mujer y una respuesta de la rapera May: “Las niñas son unas guarras y los tíos unos cerdos”.

   Consultado sobre aquellos hechos, El Porta dijo primero que no se arrepiente de haberlo escrito, aunque luego reconoció: “Intenté hacerme el gracioso y no era consciente de que no lo estaba siendo”.

   Agregó que siempre creyó en la igualdad, “y no sólo entre hombres y mujeres, sino en la igualdad laboral, por ejemplo: ser músico no tiene más valor que trabajar en una carnicería”.

   Ahora, dice, “tengo más cabeza y pienso diferente a aquel niño que era: sé que fui torpe y no tenía la técnica suficiente como para hacerla en clave de humor, que era mi intención. Sé que volvería a tener el mismo éxito hoy, pero ya no me representaría a mí”.

   Sobre los enfrentamientos dialécticos entre raperos, llamadas en el artículo “peleas de gallos”, opinó que “uno tiene que decir lo mejor que le viene a la cabeza sin intención de herir. Claro que hay batalleros que tienen amigos gays, pero se usa lenguaje malsonante para chocar más al público. A mí no me gusta hacer batallas precisamente por eso, pero entiendo que así funciona: dices una cosa que no piensas porque te ha venido la rima”.

   Respecto de las críticas por no mantener en todas sus composiciones la crítica social que se atribuye el rap, dijo: “Yo nunca me he considerado un rapero duro, sí un tío muy crítico, muy fiel a mí mismo. Siempre he pasado de ese estereotipo, desde mis inicios, cuando ya hacía canciones de frikismo y de amor, que estaba muy mal visto en España, eso de salirse de la crítica social en el rap. Me considero un tío sensible, un rapero emocional, por eso hacer poesía no me supone dificultad, porque siempre me ha gustado escribir”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

https://www.elespanol.com/cultura/libros/20171121/263724498_0.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.