• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

La potencia lírica del tango

El tango cuenta con una singular potencia lírica que, dice un escritor y crítico uruguayo, debe todavía ser interpretada en su totalidad. En opinión de Álvaro Ojeda, ese fenómeno que tanto aproxima al tango con la poesía no se da en otras variantes de la música popular.

 

   Una "larga tradición poética" se expresa en numerosas letras del tango. Entre ellas, el escritor eligió poner como ejemplo la creación de Cátulo Castillo "La última curda". 

   Citó: "Cerrame el ventanal/ que arrastra el sol/ su lento caracol de sueños". Álvaro Ojeda dijo que "son unos versos maravillosos, que podrían pertenecer al Siglo de Oro, y la gente los cantaba y los entendía, en los niveles en que podía entenderlos, y asumía eso como algo natural".

   El escritor y crítico habló de este tema con la publicación La Diaria, a propósito de la reanudación del ciclo "Café Tango", en el auditorio del SODRE, en Montevideo, con la coordinación de Ramiro Carámbula, presidente de la Academia del Tango del Uruguay.

   A propósito de la participación en ese ciclo, en agosto, Ojeda anticipó a La Diaria que a su entender prima un "canon poético-temático" establecido por Pascual Contursi, en 1917, cuando escribió la letra de "Mi noche triste". Luego hubo, continuó, momentos de "viraje".

   Según Ojeda, "el tango-canción es esencialmente elegíaco, y su particularidad esencial fue haber surgido de las clases más bajas, en forma notablemente natural y espontánea: es un proceso revolucionario que no ha sido debidamente estudiado".

   La densidad poética en el tango, continuó, "es algo que no ocurre casi en ninguna música popular, porque si bien el jazz tiene algunas características similares a las del tango en época y en formación, no tiene una lírica esencialmente elegíaca como el tango”.

   Hay una proximidad o una "empatía" entre tango y folclore, que se produce porque ambos tratan la lejanía con el lugar de origen. "El inmigrante abandona su patria y el paisano abandona su paraje", para buscar en las ciudades oportunidades que no siempre se presentan, dijo.

   La nota original está disponible en este enlace:

https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/7/el-proximo-encuentro-del-ciclo-cafe-tango-contara-con-el-poeta-alvaro-ojeda/#!

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.