• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

El flamenco está presente en la poesía de Lorca y Alberti

España tuvo en un período una visión despreciativa del flamenco, olvidándose que fue en su momento una expresión de protesta. Y sin observar, dice el poeta madrileño Benjamín Prado, que tuvo una influencia determinante en creadores como Federico García Lorca y Rafael Alberti.

 

   El creador se presentó en Carmona, provincia de Sevilla, en Andalucía, para dictar el curso “Los secretos del cante flamenco. Camarón en el recuerdo”, junto con Paco Cepero, Pansequito, Juan José Téllez y Manuel Curao.

   Camarón, o Camarón de la Isla, fue un cantaor gitano que nació en Cádiz, en 1950, y murió en Barcelona, en 1992. Fue considerada una figura muy destacada del flamenco.

   Prado expuso en el curso, informa el Diario de Sevilla: “Basta tener orejas para darse cuenta de que, a veces, las letras del flamenco son tremendas. Ha sido una cultura que durante muchos años fue mirada por encima del hombro, considerada de ultraderecha y la expresión de una España de charanga y pandereta, que no nos hacía sentir muy orgullosos, pero eso era mentira”.

   “El flamenco no tiene ideología –continuó-. En su origen, expresaba los problemas de los pobres. De hecho, Félix Grande decía que era una canción de protesta, pero de otra manera. Últimamente, el flamenco ha vuelto a molar, le ha pasado como al fútbol".

   Habló también del “flamenqueo”, es decir la presencia del flamenco en otras corrientes o expresiones musicales. “En la música pop hay todo el rato 'flamenqueoy es más fácil pasar de Pastora Soler a Antonio Mairena que de la nada a Mairena. No es una autovía, pero sí una carretera comarcal para llegar al flamenco".

   Durante su exposición, Benjamín Prado relató que el poeta Rafael Alberti lo llevó a una presentación de Camarón: “no hace falta entender para disfrutar de eso. Es como si te llevan a ver a Dylan. Y además tuve la suerte de ser vecino de Carmen Linares y de su marido Miguel Espín, en Madrid, y aprendí mucho de ellos".

   Fue entonces cuando expresó que "sería mucho peor poeta Lorca sin la influencia del flamenco. Y Alberti también".

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.