• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

El rap crea poesía aunque no siga reglas de escritura, dice Nach

El cantante español Nach celebra la atribución del Premio Nobel de Literatura al estadounidense Bob Dylan en tanto se entronca en una tradición que reconoce la fusión entre música y poesía y, a la vez, salta por encima de encasillamientos. Y aunque el rap, afirma, no siga fórmulas propias de la escritura de poesía, de todos modos las crea. Se pronuncia en contra de los “caminos cerrados”.

 

   Nach, antes Nach Scratch, ambos nombres artísticos, es rapero, poeta y actor. Nació en Albacete, en 1974, aunque creció en Alicante, en cuya universidad se graduó en Sociología.

   La Editorial Planeta publicó a comienzos de noviembre su libro de poesía “Hambriento”, en cuya presentación contó con la presencia del poeta granadino Luis García Montero.

   A propósito de la publicación de este libro y de la vinculación de su actividad musical con la escritura poética, declaró al diario El País que “el hip hop es un tipo de poesía muy visceral, muy auténtico, que se rebela contra todas las normas, y eso hace que los raperos tengamos cosas que decir de una manera muy directa”.

   Sin embargo, advirtió que esa característica no los desmerece ni niega que sea poesía, pues “muchas canciones de rap crean imágenes poéticas muy fieles".

   García Montero se sumó a la reivindicación de la atribución del Nobel a Bob Dylan: “Poesía y canción han estado unidades desde siempre”, dijo, y mencionó los casos de los españoles Marwan y Luis Ramiro, que como Nach escriben poesía.

   “Esto es muy positivo, porque abren el género de la poesía a un público mayoritario, a la vez que enriquecen el género, que se abre a otras voces. Los cantantes tienen más dinero y más éxito que los poetas, así que les agradezco que entren en la senda de la poesía, porque así llega a más gente”.

   El músico agregó: “En cierto sentido, mis canciones también son literatura. ¿Por qué hay que mantener los caminos cerrados? Si Bob Dylan ha tenido un peso a lo largo de los años, y ha marcado generaciones a través de lo que él dice, vale tanto como cualquier literato”.

   El hip hop, insistió, ayuda a que los jóvenes aprecien el valor de la palabra para “cambiar cosas, es decir que puede servir también como arma. Lo que tiene el rap es que con tan solo tu voz y haciendo un ritmo, incluso con la boca, puedes crear algo muy musical”.

   Para García Montero, el libro de poesías de Nach muestra a alguien que “quiere comerse la vida. Es una apuesta por el deseo que también lleva a la desilusión, a las injusticias de la realidad. No es una suma de canciones, sino un conjunto de poemas”.

   Consultado por sus referencias en la poesía, Nach mencionó a la estadounidense Emily Dickinson, a los poetas de la Generación del 27, y a Miguel Hernández, Jaime Gil de Biedma y García Montero.

   La nota está disponible en este enlace:

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/10/actualidad/1478791600_771412.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.