• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Molina compone obra musical con poesía de Abigael Bohórquez

El músico mexicano Alfonso Molina está componiendo un grupo de canciones para tenor y piano basadas en poemas de Abigael Bohórquez y proyecta una presentación que conectará también con las artes escénicas. El realizador contempla, asimismo, recurrir a grabaciones del poeta leyendo sus textos.

 

   La obra, que roza también el formato operístico y ya tiene título, “Corazón de naranja”, está en preparación con apoyo del Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico de Sonora.

   Abigael Bohórquez nació en Caborca, Sonora, en 1936, y murió en Hermosillo, en 1995. También dramaturgo, no se insertó en los círculos literarios convencionales, por lo que se lo referencia con los movimientos creativos “subterráneos”.  Sin embargo, mantuvo vínculos con otros poetas de gran trascendencia: Efraín Huerta, Carlos Pellicer y José Revueltas. Recibió varios premios y reconocimientos.

   Una parte de su exposición pública estuvo determinada por el hecho de que anunció públicamente su condición de homosexual, en una época en que hacerlo era todavía más complejo que en la actual.

   Alfonso Molina, también nacido en Sonora, anticipó que en el conjunto de poemas ya seleccionados para musicalizar figuran “Llanto por la muerte de un perro”, “Menú para el generalísimo” y “Finale”.

   El músico agregó que busca una hilación, una continuidad entre los textos, y de ahí que la obra que está componiendo puede acercarse al formato operístico. El uso de recursos teatrales se los reserva para presentar la figura del poeta, con sus sueños y recuerdos.

   También usará, informó la grabación “El del rabioso seguir viviendo”, en la que Abigael Bohórquez recita sus poemas. Emplea, dijo el músico, un estilo “majestuoso y ceremonioso”,  y “es muy interesante, porque se capta la esencia de sus poemas. Él tiene algo peculiar: una teatralidad. Tenía mucho ángel y es lo que quiero captar. Quiero que sea algo auténtico y único, como era él”.

   Explicó: "Mucha gente escribe los ritmos de las sílabas antes de escribir la música y, en mi caso, combino y hago bocetos en el piano y la rítmica de la poesía. Lo más importante es que la poesía me llame, que sea algo trascendental. Si leo un poema y no significa nada, lo abandono. En el caso de Abigael es impresionante su poesía y la pasión que existe en él".

   A Molina le tomó entre cinco y siete meses de estudio seleccionar los poemas. A junio la composición musical estaba al 70 por ciento de su realización. Espera estrenar “Corazón de naranja, cada día. Homenaje a Abigael Bohórquez” en noviembre, cuando se cumplirán 21 años de la muerte del poeta.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.