• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

La industria musical formatea y maneja el gusto del público, afirma el nicaragüense Zúñiga

El cantante nicaragüense Hernaldo Zúñiga, quien dice haber registrado su inclinación por las artes cuando leyó a Rubén Darío, afirma que la música producida solo con fines mercantiles, mediante el control de lo que se emite y a través de su repetición, produce “modelos estructurales”, que formatean el gusto del público y orientan sus decisiones. Esto deja espacios apenas marginales para otros artistas.

 

   A propósito de su presentación en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, se declaró seguro de que hay “muchos Serrats y Manzaneros en nuestra América”, pero no logran espacios para darse a conocer. Puso en duda que internet represente un cambio al respecto.

   Hernaldo Zúñiga nació en Managua, en 1955. Vivió en Chile, donde cursó estudios, México y España, así como en su país. Lleva nueve discos grabados y algunas de sus canciones fueron definidas como “éxitos”, según estándares difíciles de precisar.

   Sobre el problema de la difusión, habló con el diario El Financiero. “Las radios y televisoras sólo difunden un tipo de música y moldean el gusto popular a través de la repetición, que a su vez crea modelos estructurales. En mi juventud había festivales y programas que apoyaban al talento juvenil: los nuevos talentos convivían con las figuras consagradas. Todo eso ya no existe ahora. Hoy vemos que los artistas maduros seguimos ocupando espacios que tal vez ya no nos correspondería ocupar”.

   A la vez, “las carreras de los artistas actuales son cada vez más cortas. Si vemos el ratio de la gente que ha llegado a hacer una carrera desde internet nos daremos cuenta de que son muy pocos. El internet es una falacia”.

   Sobre Rubén Darío, además de lo determinante que fue para él en lo personal, expresó que “representa un gran paradigma cultural. A pesar de provenir de un ambiente lleno de pobreza, él pudo concebir una obra colmada de belleza sublime; es un misterio que nunca se podrá dilucidar. En su niñez nunca tuvo acceso a un gesto cultural, pero desde muy chico escribió versos de altísima calidad. Quizás por eso en la cotidianidad del nicaragüense está el acto de escribir poemas”.

   Destacó la vivacidad de la poesía latinoamericana. Dijo haber leído a buenos autores en Chile y Argentina y recordó que en el Festival de Poesía de Granada se reúnen centenares de personas. Llegan los autores extranjeros y “la gente va a sus recitales como si se tratara de Coldplay o Rihanna. Este tipo de eventos multitudinarios demuestran que Latinoamérica sigue viva en materia poética”.

   La nota completa está disponible en el enlace siguiente:

http://www.elfinanciero.com.mx/after-office/hernaldo-zuniga-su-patria-la-poesia.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.