• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Michael Nyman rescata poemas de soldados muertos en I Guerra

El músico y cineasta británico Michael Nyman presenta en México a su formación junto con una película que incluye imágenes impactantes de la Primera Guerra Mundial, de cuyo comienzo se cumplió un siglo en 2014. El filme está marcado en especial por un rescate de poemas de autores franceses, ingleses y alemanes que murieron en batalla.

 

   Las presentaciones ideadas en México por Michael Nyman llevan por título “War Works: 8 songs with a film”. Son cinco funciones hasta fines de mayo, que se realizan con el apoyo del British Council y The Anglo Mexican Foundation, como parte del intercambio cultural binacional entre Reino Unido y México para 2015. La última presentación fue pensada para celebrar a la vez los 73 años del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con acompañamiento de la Orquesta Filarmónica Nacional.

   La película tiene una duración de 63 minutos. Para la realización realizó una revisión intensa del material fílmico disponible en archivos de Francia, Alemania y Estados Unidos, junto con el editor Max Pugh.

   La música de compositores de los siglos XVII al XIX convive con la interpretación de algunos de los poemas a cargo de una cantante femenina.

   Nyman dialogó sobre la pieza con el diario mexicano El Financiero, al que dijo que en Inglaterra y otros países de Europa las dos guerras mundiales constituyen una “obsesión”, y que están exploradas por centenares de libros, estudios, piezas artísticas de varias disciplinas. “El problema que tuve como compositor, como cineasta y artista, fue pensar en qué hacer para convertirlo en un trabajo personal y no estar condicionado por las millones de palabras que se han escrito y las millones de horas de material oficial que se ha transmitido en la televisión británica”.

   A raíz de ello buscó “algo personal” en ese gran caudal de material. “Cuando fui al archivo histórico militar de Francia con el editor Max Pugh y empecé a buscar material, vi algo muy interesante, y me enfoqué por accidente en dos extremos que no tenían nada que ver con la maquinaria de guerra, sino con los seres humanos. Encontramos muchos filmes franceses de jóvenes de unos 20 años entrenándose para ser soldados, pero a pesar de estar en este gran mecanismo de guerra, hay mucha inocencia, es muy limpio, en cierta forma saludable”.

   Y “en el otro extremo” dio con material inédito, “rostros de hombres vivos que habían sido dañados, desfigurados, y de otros tres hombres que estaban bajo el cuidado de un sicólogo tratándose el síndrome postraumático, sin poder seguir adelante. Es extraño ver el contraste entre los cuerpos sanos y el de los mismos hombres, o similares, después de haber sido destruidos emocionalmente y sicológicamente”.

   Resolvieron “improvisar” con el productor, no seguir un guión estricto, y esto terminó en secuencias de dos a cinco minutos, más extensas que las convencionales. Son “secuencias musicales como para mostrar pasado, presente y futuro, y estimular la mente”.

   Descubrió los poemas en un libro de Tim Cross, “The Lost Voices of World War I”, que reúne alrededor de cincuenta poetas de autores que murieron en la confrontación. Por eso, “al final del filme tengo una secuencia de frases sobre la guerra escritas por ellos, lo que sentían sobre la guerra”.

   Son voces de dolor y de reclamo contra la guerra. “Esto no es una patria”, o “es una forma de usar a los humanos”.

   La reseña y el reportaje completo están disponibles en el enlace siguiente: http://www.elfinanciero.com.mx/after-office/war-works-la-poesia-entre-las-trincheras.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.