• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

René Valdés Morales, de Chile

Poema enviado por René Valdés Morales, de Viña del Mar, Chile (en Twitter, @Renealonzo)

 

Ojos amarillos

 

Tropiezo sería no hablar de tus ojos
Y callarlos levemente
Bendito egoísmo
Solo superado por el orgasmo del Big Bang

Yo hablo de ellos como callando.
Como si invitaran a morir un rato

En esta casa llamada silencio
Tu mirada desmemoriada es un canto a la paz
Yo te miro con ilusiones de quinceañero
Mas tu elocuencia es amplia y discriminadora
Para hombres como yo;
Fieles a la confianza perdida.

Yo no hablo de tus ojos,
Yo los callo
No conozco otra forma de mirarlos.

Mirada golandrinezca
Aurífera
Incluso amoral;
Hay otra forma de vida en tus fanales
Idiomas soberanos.

Hay miradas que deberían ser himnos.
Y ojos que deberían ser océanos.
Y tú, quédate allá
En el Olimpo de los mares azulinos
Donde los gritos se escapan fáciles

Lo que debía aprender
Ya me lo explicaste con tus ojos cerrados
Con la descabellada idea de que la revolución es posible
Fácilmente posible
En nuestros desórdenes ignotos e inimaginativos

Yo quiero morir en tus ojos en forma de brillo
Yo quiero morir en tus ojos
Y ser la lágrima que abraza tu boca de otoño

Yo quiero morir en tus ojos
Para más tarde
Ver el amarillo atardecer
Desde un balcón
Y que sea imposible no compararte.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.