• @dianalefaz
    Son tantas las veces que no estamos aquí, donde pisamos
  • @Anadimeana
    Mi próxima línea viene con raíces de rosa del viento
  • @Xhuvia922:22
    Los sauces llorones mojan lo que resta de tu sombra
  • @LaPetit10
    El miedo es la distancia más larga
  • @cochambrossa
    Un corazón donde la nostalgia acomode su ingravidez
  • @Genrus
    Nada como el asedio de lo irreparable para mantener el corazón encendido y las velas desplegadas
  • @largabreve
    Todo el amor es una breve esperanza, una contención indebida, enajenadora
  • @SimoneBella7
    No tardes que el silencio arrecia, hoy solo basta con que insinúes un suspiro para volverme agua
  • @ReneValdesM
    La poesía saca lo mejor que no tenemos
  • @_Annai_
    Un don es una sombra liberada
  • @___Sputnik___
    Nadie verá el estante vacío
  • @entiyparati
    Poner el alma a las palabras y que respires de ellas

Aranesvid López, de Caracas, Venezuela

Poema enviado por Aranesvid López, de Caracas, Venezuela. Aranesvid publica textos en su blog, araismos.blogspot.com. Colabora en quayoyoenletras.net y publica algunos artículos de opinión en la versión digital del periódico El Universal.

La poeta está también en Twitter: @araismos

Número Dos

Rompe mi pecho contra el tuyo,
descubre la lubricidad que se oculta…
la que se escuda bajo el atuendo
de la falsa moral.

Abre la ventana
y deja que también me penetre
toda la luz del mundo.

Renueva la maldad propia
del sexo exhausto,
acostumbrado a las manos pasajeras
del amor equivocado.
Remueve de las entrañas
aquellas osadías verbales,
impropias y perjudiciales.

Adiéstrame
para matar el tiempo entre tus piernas.
Educa mis manos
para aferrarse a tu espalda
de una manera dolorosa pero elegante.

Iníciame
en tu cuerpo
que yo te daré la oportunidad
de contemplarme.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.