• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Carlos Martínez, de España

Poema de Carlos Martínez, de Valencia, España, tomado con su acuerdo de su blog letrasdesal.blogspot.com

Carlos está también en Twitter, en la cuenta @Carloskimovich

 

Meditaciones

 

No te pierdas en la fotografía

que avanza sobre el bosque

noche de nombres y heridas

día de agua sin nombres.

 

Ven desde el límite del látigo

contigo, ruido incesante de ti

ven, desde la raíz del vértigo

inconcluso, del número pi,

sin espacio, sin instante feliz,

con el odio si quieres, con los sueños,

con el eslabón perdido del porvenir,

con las cuevas de metal y de cieno.

 

Pero ven, aunque sea muy tarde

y manches el orgullo caníbal

entre los árboles, y te derrames

como la lluvia aséptica, como la lluvia.

 

Y si el límite te detiene, observa

tus pasos detenidos y el miedo,

ojos sin sal, cuerpo sin verdad

ciego esclavo del barro yermo.

 

Y avanza, lanza en bloque,

rayo de nube, disparo de agua,

sana la vida de tus nombres

 

y renace del mar, espuma.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.