• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Clara Vouillat, de Argentina

 

   Poema enviado por Clara Vouillat, de General Roca, provincia de Río Negro, Argentina. Ella publicó las obras “Cartografías”, “Señales” y “Agorafagia”. Poemas suyos fueron incluidos en antologías. Clara Vouillat integra el Centro de Escritores de su ciudad y está en Facebook, con su nombre y apellido.

 

   No era puerto

No era puerto lo esperado
era distancia honda
que vendría seguro
desde una salina
perdida en el continente.
Era el espejismo
la fatamorgana
de un camino largo
crecido entre montes
con un millón de matas
indescriptibles
de esas que no figuran
en los manuales de uso.
Por eso buscaba
la condición de lejanía
de un lugar con luz
pegando sobre el ojo
como arañas surgidas
de la nada.
Allí estaría
tu oscura forma predicha
tu hambriento
tragar inconfundible
la lamentable figura
de tu desamparo
entre botellas
hasta que al fin te encuentro.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.