• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Ana Sofía Buriticá, de Colombia

 

   Dos poemas de Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia. Fueron tomados, con su autorización, del blog en el que publica, https://nadanuncanadie.wordpress.com/.  Ella es estudiante de comunicación y periodismo. Y está presente en Twitter, en la cuenta: @Phiaciel.

 

 

A su lado fui todo lo que quería,

menos presente y futuro,

lo nuestro fue un amor discontinuo

con encuentros carnales y prosas rotas.

Siempre tuve oportunidad de decirle

todo lo que lo amaba,

pero no pude hacerlo

por temor a la perfección del olvido.

A veces

quisiera buscarlo y llevarlo a una fiesta fúnebre,

para gritar y enloquecer con la palabra sexo,

mientras  mis ojos derraman fragmentos de viejos errores

y mis brazos envuelven su delgada cintura.

A su lado fui todo lo quería,

menos presente y futuro.

 

--

 

Tengo la sangre fría y el corazón dividido en distancias enormes

mi sexo es femenino y mi alma asexual

camino y corro

lloro y blasfemo

estoy amando las calles oscuras que habitan los hombres tristes

un orgasmo es un libro que me abraza hasta el gemido

un estómago vacío que recibe la miel del Jack Daniel´s para hacer traquear la cama contra la pared vecina.

Querer con esperanzas bajo un cielo nauseabundo es arriesgarse a atender el dolor con las piernas abiertas.

Este día es un montón de palabras

un suelo gris y una carretera agujereada.

Solo yo puedo escuchar la canción que viene de los árboles

arrastrada por la voz de un hombre

solo yo puedo vivir con un cuerpo desnudo sudando sobre mi.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.