• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Documental sobre Javier Heraud entra a la última etapa de rodaje

La vida del peruano Javier Heraud, su sueño de justicia, su tempranamente abandonada vocación cinematográfica, estarán contenidas tanto como su poesía en una película documental de Javier Corcuera, que entró al último período de rodaje. El realizador está convencido de que Heraud dejó "pistas" y material abundante para que esta cinta fuera posible.

 

   Para el relato, el director cuenta con una gran aliada, la sobrina nieta de Javier Heraud, Ariarca Otero, quien desde niña estuvo interesada en los proyectos y andanzas de su tío y que ahora, para la película, lleva el diálogo con quienes conocieron al poeta que nació en 1942 en Lima y murió acribillado por la policía en el departamento Madre de Dios, sureste del país, cuando tenía apenas 21 años.

   Llegó a publicar poesía, cuando aún no había alcanzado la mayoría de edad: "El río" y "El viaje". Con esta última obra logró el primer premio "El poeta joven del Perú", compartido con César Calvo.

   Aunque se inscribió para estudiar Derecho bajo presión paterna, su lucimiento en las letras y la pasión por la política lo llevaron a un primer viaje a la entonces Unión Soviética. Pasó luego por varias capitales de Europa occidental hasta que obtuvo una beca para estudiar cine en Cuba, en los primeros años de la Revolución.

   Volvió a Perú en 1963 decidido a reeditar la experiencia cubana: la lucha contra una dictadura como punto de partida para llegar a un cambio profundo. Murió el 15 de mayo de ese año, cuando junto con un grupo de compañeros intentaba huir de la policía navegando el río Madre de Dios en una canoa.

   Esta vida breve pero intensa motivó el interés de Javier Corcuera, quien comenzó a soñar con una película sobre Heraud ya en sus tiempos de estudiante. Dijo al diario La República: "Siempre pensaba en las películas que le hubiera gustado hacer a Javier".

   Ahora lo define como "un poeta notable" y "un hombre que supo ajustar su conducta a sus palabras".

   Según el documentalista, nacido en Lima en 1967, y quien para esta realización recorrió lugares importantes en la vida del poeta, incluyendo el río en el que murió, Heraud "dejó muchas pistas para que le hicieran una película: cartas, tramas, historias, poemas, objetos".

   Sobre la participación de Ariarca Otero, explicó al diario que "ella va a buscar a quienes lo conocieron, a los testigos del viaje de su vida y de su muerte. Esa es la película, es ella la que pregunta y se hace las preguntas. Ariarca tiene ahora 21 años, la misma edad de Javier cuando lo mataron. Para mí era importante contarlo desde los ojos de alguien de su edad, era la manera de traerlo a nuestros días, de hacer una película que los jóvenes sientan cerca”.

   Y en ese relato, la poesía tiene un espacio preponderante, ya que según el realizador es lo que "estructura" a la película y ofrece momentos muy especiales, como cuando -dice La República- Adela, que fue su novia, relata que cuando la relación se interrumpió le devolvió los poemas que Javier le había escrito: él los puso en una botella que dejó en los cimientos de su casa, posteriormente remodelada.

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://larepublica.pe/impresa/domingo/812465-el-rastro-del-poeta

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.