• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

"Mil Federicos", puesta en Buenos Aires con textos de García Lorca

Una pieza teatral en Buenos Aires, "Mil Federicos", propone un acercamiento a la figura del poeta granadino a través de textos que fueron diseccionados, entre su obra más conocida, y tomando otros que no ocuparon un lugar central, como su correspondencia o conferencias. Aunque la proximidad con García Lorca se intenta por caminos diversos, hay una referencia recurrente, que es la de su asesinato.

 

   Los responsables de la puesta explican que elaboraron textos propios. No se trata entonces de una representación, ni siquiera parcial, de obras de Federico García Lorca, si no de dramaturgia inspirada en los elementos que la habitan y, claro, en su historia personal, incluyendo la homosexualidad.

   "Mil Federicos" se presenta los sábados en Buenos Aires desde agosto, en los días en que en gran cantidad de países se realizaron recordaciones y homenajes por el aniversario de su muerte, perpetrada el 19 de agosto de 1938.

   Mariana Mazover, dramaturga y directora, escribió junto con el actor Hernán Lewkowicz, después de una serie de improvisaciones, y luego de haber tomado nota de que ambos son lectores frecuentes y admiradores de la obra de Federico García Lorca, al punto de poder recitar algunos textos, y no necesariamente los más conocidos y publicados.

   Cuando el proyecto fue tomando forma sumaron a escena al músico Gastón Grinszpun, autor de la música de la pieza, para presentar un "movimiento entre dos cuerpos de hombres, sin que el encuentre entre ellos sea expreso", declaró la directora al diario Página/12.

   Relató que el trabajo comenzó "aislando las imágenes recurrentes en toda la obra de Lorca, las que tienen que ver con la Luna, el mar, los caballos. Lo que más resonaba de su biografía es el momento en que lo ejecutaron. Trabajamos con elementos, agua, huesos de vaca, tierra. Elegíamos uno y lo conectábamos con un asunto".

   Esto resultó en "construcción de textos propios a partir de imágenes lorquianas".

   Directora y actor advierten que no hay ningún intento por hacer una aproximación de tono biográfico.

   "Hay datos que no son, datos que no se saben", expresó Mazover al diario, y explicó que "más que ir a un lugar historiográfico, que es el de otro tipo de escrituras, me interesan las resonancias en mí, en nosotros".

   Así, en la obra hay textos mezclados de Mariana Pineda, militante liberal nacida en Granada en 1804 y ejecutada durante el período de la Restauración de Fernando VII. Su caso, dijo la dramaturga, "me resonaba mucho en relación a su asesinato. Es interesante como Lorca, en sus tragedias, hacía morir a sus personajes: las muertes remiten a una condición de resistencia, a la reafirmación de una identidad, de una elección. Eso también pasa con la vida de él: le decían 'andate, te van a ir a buscar' y él quería quedarse".

   Consultada por Página/12 sobre la causa de esa elección, respondió que se debe a la historia que contiene, "sobre una mujer que decide enfrentar al poder, en ese caso, por amor. Pero como forma de resistencia".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.