• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Última película de Jodorowsky fue muy aplaudida en Cannes

La película “Neruda” captó la atención en Cannes por el magnetismo de la figura del autor que recibió el Premio Nobel, pero Alejandro Jodorowsky, con su última cinta, en la que reconstruye su propia vida y que de alguna manera usó para subsanar heridas de la historia personal, se llevó una buena dotación de aplausos.

 

   “Poesía sin fin” es el filme exhibido en el Festival de Cannes, secuela de “La danza de la realidad”, de 2013, parte de la serie concebida o denominada como “cine poético” y cuya producción y rodaje estuvo dotada de cierto romanticismo, ya que el poeta lanzó una campaña para conseguir el respaldo de sus lectores y de los seguidores de las disciplinas que desarrolló, como la llamada “psicomagia”, para financiar el proyecto.

   Y lo logró, pues obtuvo aportes de alrededor de diez mil personas.

   Medios periodísticos chilenos informaron que el público de Cannes aplaudió de pie la película, durante varios minutos, cuando fue proyectada en la sección Quincena de Realizadores, que no es una competición.

    24 Horas de Chile recordó que “Poesía sin fin” fue protagonizada por sus hijos Brontis, quien asumió el rol de padre del escritor, y Adán, quien lo representó en la juventud, además del propio Alejandro Jodorowsky, quien participó en algunas escenas, con sus 87 años.

   La severidad y el autoritarismo del padre, que se oponía fuertemente a que él se dedicara a la poesía, toman una parte del relato, una vez que el artista salió de Tocopilla, en el norte de Chile, donde había nacido, y llegó con la familia a Santiago. El debut sexual con una poeta, sus primeras aproximaciones con escritores e intelectuales, también son reflejadas en la película, así como la amistad que con el poeta Enrique Lihn.

   Se insertó en ambientes en los que la figura de referencia era Nicanor Parra, en contraposición abierta a Pablo Neruda, llamado por ese grupo “viscoso poeta nacional”, en una suerte de rivalidad entonces auténtica, por las estéticas tan diferenciadas, pero que proyectada al presente puede verse como prácticamente absurda, o por lo menos mal llevada.

   La misma publicación electrónica sostuvo que “Poesía sin fin” refleja el lenguaje poético de Jodorowsky, al igual que el filme que lo precedió, “La danza de la realidad”, pero ambas cintas son “más accesibles para un público profano” respecto de las obras cinematográficas anteriores.

   A diferencia de lo que fue la historia real, en esta película el artista termina reconciliado y abrazándose a su padre. Hay, además, referencias a sus inclinaciones espirituales y a la actividad que inventó, “psicomagia”, que presume de intentar “curaciones” recurriendo a actos de catarsis.

   El artículo completo está disponible en este enlace:

http://www.24horas.cl/tendencias/espectaculosycultura/pelicula-de-alejandro-jodorowsky--poesia-sin-fin-es-ovacionada-en-cannes-2015557

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.