• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Avanza en festival mundial el documental sobre el taller de poesía para niños con cáncer

La poesía como instrumento para reivindicar la vida es el mensaje de niñas y niños enfermos de cáncer que realizan un taller de escritura en un hospital oncológico de Managua, con coordinación de los poetas Claribel Alegría y Ernesto Cardenal. La experiencia se refleja en una película documental que fue seleccionada para un festival mundial (foto diario La Prensa).

 

   El filme “Me gustan los poemas y me gusta la vida” estará a fin de noviembre en la sección oficial de Al Jazeera International Documentary Film Festival, en Doha, Qatar.

   La obra fue co dirigida por el español Daniel Rodríguez Moya y el nicaragüense Ulises Juárez Polanco.

   El título de la película, “Me gustan los poemas y me gusta la vida” es de una de las participantes del taller, Ibis Palacios, quien murió en 2008, cuando tenía ocho años.

   Siendo ministro de Cultura de la Revolución Sandinista, Ernesto Cardenal puso en marcha este programa de talleres para niños enfermos de cáncer en el Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera, al aceptar la propuesta de un especialista. Lleva desarrollándose diez años, con la colaboración de otros poetas, y ya se expresó en la publicación de dos antologías.

   Es que Cardenal y Claribel Alegría son nonagenarios y asisten más espaciadamente al hospital, de modo que las actividades son coordinadas actualmente por Juan Ramón Falcón, un campesino que se acercó a la poesía por los talleres impulsados por iniciativa del entonces ministro.

   El documental cuenta con los versos leídos por niñas y niños, así como testimonios de los poetas, médicos, psicólogos y familiares de los enfermos.

   El especialista italiano en oncología infantil Giuseppe Masera fue quien propuso recurrir al arte, y a la poesía en particular, por los efectos positivos que tienen en los niños enfermos. Lo habló con Cardenal en 2004 y así comenzó la actividad. Dice el poeta en la película: “Hay algo especial en ellos. Casi nunca hablan de su enfermedad, si no que hablan de la vida. En esta poesía las estrellas son de color transparente, la luna plateada como el agua y el sol tiene pestañas rosadas".

   Daniel Rodríguez Moya recuerda siempre lo que sintió el primer día en que, por invitación de Cardenal y Alegría, asistió al hospital, para ver lo que sucedía en el taller: "Los primeros minutos fui incapaz de articular una palabra al mirar frente a frente a aquellos pequeños, con los efectos de la quimioterapia visibles".

   Pero luego pudo ver que la lectura de poesía los llenaba de entusiasmo y la enfermedad desaparecía de la escena como tema primordial. “Las imágenes literarias, muchas de ellas realmente asombrosas, se sucedían unas a otras casi por arte de magia". Durante una hora y media aproximadamente, "el hospital se llenaba de bellos cantos a la vida".

   En la realización de la película, que fue seleccionada para el Festival Al Jazeera entre alrededor de mil obras, colaboró también el periodista Erick Flakoll.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.