• @notanrandom
    Leer para saber de qué está uno escrito
  • @azotessonamores
    A veces somos calle sin transeúntes, acera desdibujada, un trazo de oscuridad por el que nadie camina
  • @_apatico
    Gastamos los cimientos de la palabra amor con repeticiones cada vez más burdas y fútiles
  • @_marazi
    Hace día de comerse el mundo sin miramientos
  • @356Adriana
    La soledad es un estómago sin mariposas
  • @Renealonzo
    Saldré un momento/ a ver cómo se mueren/ los que no gritan
  • @tearsinrain_
    Campanas mudas para muertos invisibles
  • @_ainna_
    Mi castigo será conseguir lo que siempre he querido
  • @milleial
    Cubrí mi plenitud con sus labios cerrados, ojos desconocidos, manto frío
  • @igriega_eme
    Me gustas para nostalgia
  • @LaCalei_
    Siempre es la última vez que lo intento
  • @Bluedaisy
    ¿Quién prueba una verdad/ en mi dolor sin fondo?

Georgina Ramírez

 

   Mantis

Se abre la pierna para fracturar el mundo

Y la boca
que en vano intenta desviarse
se enreda

Un caudal en ráfaga
hace estragos
los olores arañan

la lengua devora todo resto
cae rendida ante el follaje
perece

Hay presas que merecen ser mordidas


   El último alfabeto

Te aprendí
en todos los idiomas
hasta el peso exacto de tu cuerpo

tu mirada
tus caminos

Estabas
entre mis manos
y no pude percibirte
sostuve mi puño
para no perderte

sólo la nada
me pertenece

 

   Noviembre cuarto


Hoy ha muerto mi padre
sólo el movimiento de mis labios
recuerda tierra

me hago nube

en casa pequeñas islas
naufragamos en intemperie

su aliento menguó
entre mis brazos
fragmentando el suelo

cerrando mis ojos con él


   Intemperie

Él le regala su último adiós
La despide con la mirada envejecida
como quien ha visto tanto amanecer a su lado
que conoce todas las noches de su cuerpo

Ella le sujeta el alma
la anuda con palabras que ya no dicen
que son sólo errancia
Promete otra noche
una última noche estragada que no sepa de mañanas
que estalle en el temblor de las carnes

Hay recuerdos que no saben despedirse

 

   Oráculo

Tengo tanta infancia blindada
me veo caer
y me aferro

¿Dónde los rostros que te reflejan
extraviados en lágrimas
que entran por mi ventana
y se revelan
en las letras
de un poema inconcluso?

En cada esquina de esta casa
está tu sombra
salpicada de noche
amaneciendo

Padre
no apagues la luz.

 

   En el semáforo

 

Ellos te miran
esconden sus miedos
lavados al sol

la armadura de cristal
separa su hambre
de tu duda

Inevitable la luz verde

 

   El laberinto de Creta

El hombre

en un lugar lejano
de su propia memoria

Fantasma de su ayer

¿Dónde quedó tu altura
dónde tus pasos
tu verde arrullando el día?

¿Dónde estás padre?

Aún el espejo
no te encuentra


   Credo

No basta una plegaria
divagar en la tiniebla te ha extraviado
he nadado en la locura
y en tu nombre
madre
hoy me confieso

De pronto tus alas desconocieron el vuelo
y estalla en la ventana el mañana
la luz se hace miedo
te pierdo

No supe de esta oscuridad que eras
y deshago los peldaños que me llevan a tu infierno
ya no hay camino en ti

Se diluyen los días que te nombran

Nunca has sabido levar anclas
quizá por eso el naufragio
la deriva en los ojos

 

   Peregrinación

Yo nunca pedí esta guerra

ni siquiera pedí la oración
que me cuelga del pecho

Yo no quería estar muerta
para pelearla desde mi tumba

 

--


Era imposible salir ilesa
de toda la oscuridad
que eres

--

Si al menos un árbol
revelara
todo lo que calla la noche

--

El ángel pidió
un sacrificio de amor
lo llevé a mi infierno
lo hice arder

--

Un pájaro intenta
el escampado en mi ventana
no sabe del diluvio dentro



(Los primeros nueve poemas son de "Daño oculto", Oscar Todtmann editores, Caracas, Venezuela, 2015. Los últimos cuatro son de "Lo que calla la noche", Ediciones del movimiento, Maracaibo, Venezuela. Georgina Ramírez nació en Caracas, en 1972. Publicó, además de los dos libros mencionados, "Piel de Durazno", plaqueta de poesía, del taller editorial El pez soluble. Poemas suyos fueron incluidos en las antologías "El Ojo errante" (Venezuela); "La Mujer Rota" (México); "La voz de la ciudad" (Venezuela); "Miradas y palabras sobre Caracas, para bien o para mal" (Venezuela); "Arte Poética" (Argentina); "102 Poetas Jamming" (Venezuela). Es creadora y directora de la A.C. La Parada Poética. Administra los blogs poesía-en-georgia.blogspot.com y laparadapoetica.blogspot.com. Está presente en Twiter, en las cuentas @georgiatwitea y @laparadapoetica, y en Instagram, en @georginaramirezavile y @laparadapoetica. Es licenciada en Trabajo Social, especialista en Dinámica de grupo. Todos los poemas aquí publicados fueron seleccionados por la autora).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.