Salomé Ureña “en cuerpo y alma”

La figura de la poeta dominicana Salomé Ureña (1850-1897), por lo que dejó a la lírica del país pero también por su epopeya de educadora, en especial en favor de las mujeres, emerge con fuerza y fidelidad en el espectáculo de recitado y música presentado por dos artistas del país, Virna García y Arisleyda Beard. Ellas declaman y cantan sus versos, con acompañamiento de guitarra, después de estudios y trabajos que se prolongaron cuatro años.

García y Beard, además de artistas, son también educadoras, y seguramente por ello pueden rescatar con profundidad la figura de Ureña. Del trabajo original como pieza teatral, pasaron a “Salomé Ureña en cuerpo y alma” como disco, en parte por pedido de muchos espectadores.
Consultadas por el diario Hoy de Santo Domingo, explicaron que en su opinión “a Salomé no se le ha hecho justicia como poetisa prócer de la patria, solo se le toma en cuenta en las aulas y no con la profundidad y el análisis que su vida y obra ameritan”.
Ureña publicó sus primeros poemas a los 17 años bajo el seudónimo Herminia, mientras llevaba adelante un proceso de formación intelectual y artística impulsado por sus padres. Fue fundadora en 1881 del primer centro femenino de enseñanza superior, donde al cabo de seis años se graduaron las primeras maestras normales. Sus poemas son reflejo del amor por el país, por su familia, por el paisaje de la isla, pero también por su agudeza hacia el sentido trágico de la existencia y la realidad social dominicana.
Las protagonistas de la obra y del disco relataron, en efecto, que “durante el proceso de análisis de sus textos descubrimos y sentimos su extraordinaria fuerza interior, Salomé la mujer, el sentido profundo de sus ideas políticas y la conciencia social en su poesía ecológica y didáctica, que expresan su amor por la naturaleza”.
García y Beard fueron consultadas también sobre la vigencia del pensamiento que transmite la obra de la escritora. García dijo entonces que el poema “A la patria” narra “el dolor de todos aquellos que lucharon, luchan y lucharán por esta nación”, aunque a la vez “es un canto de esperanza”.
La selección de textos que hicieron ambas artistas buscó “presentar a Salomé en sus tres facetas: poetisa de la patria, madre y maestra, y ser humano y pensamiento. Esta última incluye su poesía intimista, la menos conocida, para llevar una secuencia que permitiera dar a conocer a la artista, su pensamiento y sus luchas, manifiesta en sus poemas. Además, escogimos poemas conocidos, como ‘El ave y el nido’ para producir un enganche emocional. El público ya los había oído, en especial en la escuela, pero no eran comprendidos”.
Durante la entrevista, el diario Hoy preguntó qué sucedería si Ureña presenciara la lucha actual de la comunidad educativa dominicana, que está movilizándose para reclamar que el 4 por ciento del presupuesto nacional sea destinado a la educación. Y ellas respondieron: “Si resucitase y viera el escenario actual se moriría de pena. Salomé lo dio todo por la educación, ofrendó su vida y lo hizo de forma consciente, así que ella lucharía por esta causa presente y por muchas otras a favor de la educación”. (8.11.2011)