Nazaret Domínguez, de España

 

   Poema enviado por Nazaret Domínguez, de Huelva, España.

 

   Bajo un camisón de nácar

Bajo un camisón de nácar,
una mujer morena
danza sobre los cimientos
del suelo yacente de algodón.

Bajo un camisón de nácar,
una mujer morena
camina sobre los átomos
con sus brazos volando en el aire.

Bajo un camisón de nácar,
se enciende en una mujer morena
un farol en el pecho que
ilumina las pisadas de la Luna.

Se hace la noche clara en la
mañana.
Bajo un remolino celestial,
una llama venenosa enciende
los ojos de las estrellas.

Es guiada con parsimonia
una mujer morena por la luz
de su pecho dominante,
que inquieta y arrastra sus
malogrados pies de escarlata.

La espera bajo una burbuja
de seda blanca,
una figura varonil encerrada
en una jaula,
que la llama con ahogo
bajo un camisón de nácar.

Vuela ante el deseo,
la mujer de la tez morena,
que con la llama radiante de su pecho
llega hasta su jaula y lo libera.

Se funden así las mariposas,
el anhelo y el deseo
y dos luces irradian la noche oscura
del tormento.

Colisionan los ecos,
Y se consume el tintineo
de dos cuerpos
que bailan y cabalgan bajo
la inquisición de los cielos.

(28.1.22)