Teatro para cambiar el mundo: experiencia chilena en un libro

Teatro “para cambiar el mundo”, hecho con pocos o nulos recursos, con obras que se basaban en testimonios recogidos entre la población, parecen propósitos y actividades de otra época, y es que lo son: se trata de la actividad que distinguía a la compañía Teatro del Errante, activa en Chile hace más de medio siglo, que recorrió el país para presentarse ante trabajadores y estudiantes. La experiencia es retratada en un libro que se presenta en enero.

 

   “Teatro del Errante (1968-1972). Una historia de encuentros, diálogos y creación colectiva” se titula el libro de Ana Carolina Reynaldos, Matías Lihn Gazitúa y Amanda Ávila Reynaldos, quienes investigaron y relatan la historia de la compañía, activa durante cuatro años.

   El actor Raúl Osorio fue el director del grupo, compuesto por alumnos de disciplinas vinculadas con la actuación, otras con cierta conexión como la filosofía, pero también las aparentemente más disociadas de las artes, como arquitectura, derecho y química.

   Además de las presentaciones numerosas en territorio chileno, la compañía participó del segundo Festival Internacional de Teatro Universitario en Manizales, Colombia.

   Aunque es una historia rica e intensa, RadioUChile dice que se dispone de poca información sobre ella, y de allí la importancia del libro.

   Agrega que los tres autores investigaron en archivos y realizaron entrevistas a protagonistas teatrales de la época.

   Ana Carolina Reynaldos tuvo sin embargo un conocimiento directo: siendo niña presenció ensayos del grupo y asistió a algunas funciones que, declaró, “eran muy cuidadas”, aunque se trataba de actores y realizadores aficionados.

   “Recuerdo con mucha nitidez las obras, la puesta en escena, la música, y me llamaba mucho la atención que antes los muchachos, además de estudiar sus carreras, se daban el tiempo para, después del horario de clases, ensayar hasta las 11, 12 de la noche, incluidos sábado y domingo, y sin que les pagaran un peso”, comentó.

   Teatro del Errante fue protagonista y testigo de una época de entusiasmo y activismo político, voluntad de transformación en todos los campos. Además del contexto internacional, marcado por el triunfo de la Revolución Cubana, en el plano local producían debate y concitaban participación hechos como la reforma universitaria, de 1967, y una propuesta de reforma agraria hecha por el gobierno de Eduardo Frei Montalva.

   Ana Carolina Reynaldos agregó que “este era un grupo independiente de la escuela de teatro y estaba un poco al alero de la vicerrectoría de Comunicaciones, porque, al ser elegido Castillo Velasco (Fernando, entonces rector de la Universidad Católica, NDR), era vital bajar la universidad a la comunidad, a los problemas de la gente. Ahí me encontré con toda la reforma universitaria y el nacimiento de la interdisciplinariedad entre facultades y entre escuelas. Entonces, empezó todo el trabajo de conectar los saberes y fue muy importante llevar el teatro a los sectores populares, hacer conversar a la gente a partir de una pequeña obra”.

   Como conclusión de la experiencia, expresó que “el arte dramático como medio de intervención comunitaria para mejorar la calidad de la vida de la gente es fantástico. Antes eso no existía”.

   La actriz Gloria Laso, dijo a RadioUChile: “Nosotros éramos parte de una generación llena de esperanza, llena de entusiasmo. En general, pensábamos que podíamos cambiar el mundo. Pero nosotros no éramos los únicos. Era toda una generación”.

   La nota completa está disponible en este vínculo:

https://radio.uchile.cl/2021/12/08/por-un-trabajo-colectivo-y-consciente-publicacion-revive-la-olvidada-historia-de-la-compania-teatro-del-errante/

(16.12.21)