Juan Carlos Lugons, de Argentina

 

   Poemas enviados por Juan Carlos Lugons, de Canning, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
   El autor publica en la revista digital Poémame, de España.
   Está presente en Twitter, en la cuenta @juanquilugo

 

   Manos y tinta

Otro lienzo virgen
asoma su rostro
un niño de sal ríe
y tiemblan sus pétalos,
todas las madres tienen
el mar en sus senos,
los pescadores lo saben,
navegan en ellos.
Silencio de sirenas
sobre los renglones
conquistemos la tierra
entre manos y tinta
nuestra nave tiene
insignias profanas,
un verso de alcohol
enamorando al cielo,
una mesa de bar
ya desamparada
y el recuerdo de un amor
tan antiguo
soplando y soplando
sobre nuestra barca.

   Me despido

Que es una despedida
si no una lágrima de lluvia
que no toca jamás el cielo,
un ancla flotando
sobre un mar
de desencuentros,
un abrazo en el laberinto
de los recuerdos,
el silencio mordiendo
en las entrañas de la noche,
ese beso infinito
que se quema
en las horas de nostalgia,
la caricia de madera
que huele
a tierra arrojada a la fosa,
la mecedora
que el viento mece
en el patio de la casa,
¿cómo se dice adiós cuando
hasta el viento calla?
Una despedida
no hace que te vayas.

 

   Asesino

Mientras velamos versos
perimidos
en las calles de la mente,
perdidos
en los laberintos de la fe,
una tumba erecta
nos espera,
nos sueña como el mar
en los andrajos del amor
que mendiga
en los basurales,
siempre reptando
en los aledaños
corazón famélico y traidor.
Me despellejo
y no hay metáfora
se hacen carne,
sangre negra,
un sueño descuartizado.
No soy yo,
es el alcohol
si asesino una palabra.
No poeta,
asesino.
Quiero matarte a versos,
resucitarse a besos
si el corazón no duele
¿Para qué escribir?

(29.8.21)