Más poesía para proponerle al mundo “deshumanizado”

El Movimiento Poético Mundial anuncia acciones para promover un “cambio de conciencia” en “la hora más oscura de la historia”.

   Con el objetivo de impulsar el respeto a la naturaleza y la erradicación total de las armas nucleares y de destrucción masiva, el Movimiento impulsa lecturas en todos los formatos posibles y toda clase de manifestaciones artísticas.

   Las acciones fueron anunciadas por el poeta colombiano Fernando Rendón, director del Festival Internacional de Poesía de Medellín, donde fue creado el Movimiento Poético Mundial (en inglés World Poetry Movement), en julio de 2011.

   Es una “confluencia de centenares de poetas de la Tierra, para desarrollar manifestaciones de unidad de acción mediante el lenguaje y los actos propios de la poesía”, explica Rendón en un artículo publicado en el semanario Voz.

   Rendón nació en Medellín, en 1951, y es también editor. Publica poesía desde 1986, con ediciones en Colombia, así como en Cuba, Italia y Venezuela, entre otros países. Por su labor como director del Festival de Medellín obtuvo en 2006 el Premio Nobel Alternativo, que concede el Parlamento de Suecia.

   El Movimiento Poético Mundial, dice en la nota en Voz, “lucha por una revolución poética mundial que lleve la poesía a todos los pueblos, ya que ‘la poesía debe ser hecha por todos los seres humanos’, y está destinada a transformar sus vidas”.

   Sus acciones internacionales más recientes llevaron el lema “La poesía es el camino a la paz” y “Solidaridad con los pueblos originarios de la Tierra en resistencia”.

   Para 2023 programó una serie de encuentros continentales, comenzando en África, en enero, y luego en Asia, en febrero; Europa, marzo; y América, abril, preparatorios del primer congreso del Movimiento que se hará en julio, con una primera etapa en Medellín y la segunda en Caracas.

   Se propone “crear mecanismos para lograr que la poesía, con la ayuda de la tecnología y de los medios de comunicación, llegue a los jóvenes, a los niños, a las mujeres, a los ancianos, a todos los seres humanos. Solo así podrá contribuir a un cambio decisivo en un mundo deshumanizado, cuya pulsión de autodestrucción está siendo alentada por las fuerzas de disolución de la historia”.

   Los pueblos, continúa, “saben ya que tienen poco tiempo para presionar con acciones la realización de tratados de prohibición de armas nucleares y de destrucción masiva. El tiempo es escaso antes que la naturaleza haga justicia y cancele la suscripción y el derecho de los seres humanos a permanecer sobre la Tierra”.

   Ante la situación así descripta, el Movimiento desplegará acciones propias y apoyará “la movilización de todas las energías espirituales y culturales, políticas y sociales, para detener el poder del fascismo y del militarismo, que han puesto su sello en la destrucción de la vida y del planeta”.

   Actuará en recintos cerrados y en las calles, “inundando de poesía muros, pasacalles y pancartas, llevando su voz y los cantos a todos los seres humanos que se movilizan por la libertad y por el porvenir radiante de la vida”.

   La nota completa está disponible en el siguiente enlace: https://semanariovoz.com/es-el-amor-y-no-la-muerte-quien-debe-vencer/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *