“Cantata de València”, aprecio y rechazo por la ciudad española

Una obra del sociólogo y compositor Rafael Xambó expresa estos sentimientos encontrados por la ciudad, que recorre en varios períodos.

   Inicialmente un disco-libro, “Cantata de València” fue tomado por la dramaturga y directora Patricia Pardo para una puesta organizada para los últimos días de diciembre. Para ello, a los textos originales y la música le agrega recursos audiovisuales, teatro, danza, acrobacia y artes plásticas.

   Rafael Xambó nació en Algemesí, en 1954. Como sociólogo, publicó entre otras obras “La liberación sexual de los jóvenes. Mito o realidad”, “Sexualidad provisional”, “Días de prensa. La comunicación en el País Valenciano desde la transición política” y “Panfletos anacrónicos”.

   Cuenta con una extensa trayectoria musical, expresada en numerosos discos: “Días abiertos”, “Canciones de la memoria triste”, “Te quiero tanto. Sonetos de Shakespeare” y “La danza de un tiempo nuevo”.

   “Cantata de València”, declaró Zambó en octubre, cuando la obra fue puesta en circulación, habla de “la larguísima soledad de tantos artistas valencianos, del exilio interior, sobre todo durante la larga noche del franquismo, pero no sólo, especialmente para quienes hacen su obra en valenciano”.

   Se trata, sostuvo a su vez la publicación Valencia Plaza, del viaje emocional del autor “por la historia cultural de la región desde los años cincuenta”, e incluye “recuerdos de su bombardeo, su dolor, su devastación y su lascivia. La obra es, en suma, una constatación de los sentimientos de amor y odio que su tierra despierta a los artistas”.

   La dramaturga y directora Pardo intenta llevar esta historia y estas sensaciones a escena a partir de su identificación con los sentimientos encontrados por la ciudad. Declaró que es una de esas personas que suele decir que vive en “la mejor ciudad del mundo”.

   Sin embargo, eso no le impide tener una visión crítica ni experimentar dolor ante diversos problemas, como “el vacío de imaginario en las políticas culturales”.

   En especial expresó a Valencia Plaza su desazón por el enunciado “industria cultural”, que adoptaron las autoridades actuales de Conselleria, y que es, dijo, “una nomenclatura acuñada por la derecha y contra la que nos resistimos en el sector”, porque expresa “una forma de entender la cultura que no compartimos”.

   El libro, y su expresión en escena, recorre la historia de la ciudad en seis poemas: repressió, eufòria, amistat i memòria, amors impossibles, degradació i esperança. Parte de la represión de la dictadura franquista en la posguerra, para llegar al presente.

   Xambó y Pardo coinciden en que el elogio y la crítica al País Valencià que la obra expresa puede aplicarse a otros lugares de España. Es que “cualquier relación de incomodidad, de represión e incomprensión en un entorno social y político es común a otros territorios”.

   La nota original está disponible en este vínculo:

https://valenciaplaza.com/los-coros-llenan-valencia-de-villancicos-este-domingo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *