La poesía de Blanca Varela inspira obras artísticas en Arequipa

Dieciocho creadores exponen en la ciudad del sur del Perú, en formatos variados, para dialogar con versos de la autora.

   La exposición se titula “Aniquilar la luz o hacerla”, reflejo de las indagaciones que expresa el conjunto de la poesía de Blanca Varela, que nació en 1926 en Lima y obtuvo reconocimiento en su país y en el exterior.

   Ese título toma versos de “Canto villano”, el poema que tiene centralidad en esta exposición inaugurada a comienzos de noviembre, aunque en el conjunto de las obras que se exhiben surge la constatación de que otros elementos de la obra de Varela, así como su vida misma, también fueron inspiradoras.

   Durante sus estudios universitarios, en letras y educación, Varela tomó contacto con escritores y pintores. Con 21 años, comenzó a colaborar con “Las Moradas”, revista que dirigía el poeta surrealista Emilio Adolfo Westphalen. A fines de los 40 llegó a París, donde desarrolló lazos decisivos para su crecimiento literario, entre otros con el poeta mexicano Octavio Paz.

   Tras períodos de estadía en Florencia y Washington regresó a su país, en 1962, aunque continuó con visitas a otros países. Su primer libro de poesía fue publicado en México: “Ese puerto existe”, que data de 1959 y llevó prólogo de Paz.

   En 1963, un año después de su regreso a Perú, publicó “Luz de día”, en Lima. Siguieron, entre otros títulos, “Casa de cuervos”, “Canto villano”, “Camino a Babel”, “El libro de barro”, “Poesía Escogida” y “Concierto animal”.

   Entre los numerosos reconocimientos que obtuvo, figura el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

   Su exploración sobre las tribulaciones de la vida se reflejan en la exposición de dieciocho artistas en Arequipa, en escultura, pintura, dibujo, bordado, fotografía y video, informó el diario El Comercio.

   Son obras de Alberto Patiño, Alejandra Ortiz de Zevallos, Alessandra Risi, Alicia Benavides, Bruno Zeppilli, Eliana Otta, Elisenda Estrems, Enrique Polanco, Erika Vásquez, Gihan Tubbeh, Herman Schwarz, Johanna Hamann, Malaki, Mariella Agois, Micaela Aljovín, Nani Cárdenas, Patricia Eyzaguirre y Ricardo Wiesse Hamann.

   El diario detalló que la exposición tiene un primer tramo con obras que “vislumbran a Varela tanto en su yo poético como en su persona pública, inclinada siempre al perfil bajo y discreto”.

   En efecto, la poeta era reticente a la exposición pública y no gustaba de las entrevistas periodísticas.

   El texto curatorial, a cargo de Gabriela Germaná, dice que el conjunto de las creaciones se aproximan a los conceptos de “espacio, animalidad, transformación y metamorfosis” con “cicatrices y agujeros por los que se escapan el amor y el control, pero que también significan la posibilidad de libertad y de alcanzar ‘alguna luz que la haga menos vulnerable frente a sufrimiento’”.

   El proyecto fue coordinado por Nani Cárdenas, dibujante y escultora, graduada en la Facultad de Arte en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en 1993. Realizó exposiciones en Lima, Sao Paulo, Barcelona y otras ciudades.

   El poema que es la referencia principal de la exposición es el siguiente:

  Canto villano

Y de pronto la vida

en mi plato de pobre

un magro trozo de celeste cerdo

aquí en mi plato

observarme

observarte

o matar una mosca sin malicia

aniquilar la luz

o hacerla

hacerla

como quien abre los ojos y elige

un cielo rebosante

en el plato vacío

rubens cebollas lágrimas

más rubens más cebollas

más lágrimas

tantas historias

negros indigeribles milagros

y la estrella de oriente

emparedada

y el hueso del amor

tan roído y tan duro

brillando en otro plato

este hambre propio

existe

es la gana del alma

que es el cuerpo

es la rosa de grasa

que envejece

en su cielo de carne

mea culpa ojo turbio

mea culpa negro bocado

mea culpa divina náusea

no hay otro aquí

en este plato vacío

sino yo

devorando mis ojos

y los tuyos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *