El fotógrafo Roberto Chile busca que la poesía deje huellas

El artista cubano realizó una exposición en la que sus imágenes fueron tomadas como inspiración por poetas de su país.

    “Donde anida la poesía” se tituló esa exhibición en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, que concluyó en los últimos días de agosto. Veinte fotografías, que reflejan nítidamente al país y su gente, fueron tomadas por poetas nacionales para desarrollar sus textos.

   Sobre la búsqueda que se expresó en esta actividad, el fotógrafo se aferró a versos del francés René Char para sostener que “el poeta debe dejar huellas a su paso, no pruebas”. Huellas que “hacen soñar”.

   Roberto Chile (foto de Prensa Latina) nació en La Habana, en 1954. Desarrolló una obra intensa como fotógrafo y documentalista, la mayor parte referida a reflejar la cultura y realidad de su país. Esto incluyó la cobertura en imágenes de la vida de Fidel Castro.

   Además, se desempeñó en varias funciones en realizaciones de productoras cubanas y de otros países, como director de fotografía y camarógrafo.

   Las fotografías expuestas, relata Andy Jorge Blanco en Cubadebate, fueron tomadas a lo largo de diez años. Uno de los poemas incluidos, titulado “Cauces”, fue escrito por el fotógrafo.

   Chile declaró a esa publicación: “La única vía que encontré para hilvanar las fotos fue la poesía: veinte poetas cubanos que inspirados cada uno en una de mis imágenes, escribieron preciosos poemas. Las imágenes y los poemas se complementan; el poeta interpreta desde su abstracción la idea, el sentir del fotógrafo, y surgen los versos”.

   Escribe Blanco: “Desde la mulata que toca el saxo en una calle cubanísima, el humo ritual que le venda los ojos a una morena, la Isla que se dibuja en una ola frente a los pies de La Habana, el niño negro y su palangana, los ojos de la anciana –nuestra anciana, nuestra abuela–, las flores, la imagen del Che y el reloj que marca la hora en la que lo eternizaron, el reloj sobre esa foto del Che –maldita 1:10 de la tarde–, la bandera y la palma, hasta el mito y la religión… en todo eso está Cuba, en cada una de esas fotografías, en cada uno de los poemas atados a ellas en perfecta armonía”.

   Asimismo, define a la poesía como un “decir con luces y sombras, perpetuar y soñar la vida”.

   El artículo recuerda que, sobre la obra del fotógrafo, el historiador Eusebio Leal sostuvo que “sus imágenes conforman un universo de fe y espiritualidad, perceptibles para aquellos que, como él, son capaces de amar”.

    La nota original, que reproduce varias de las fotografías que integraron la exposición, está disponible en este vínculo:

http://www.cubadebate.cu/especiales/2022/09/04/roberto-chile-si-el-corazon-no-vuela-no-hay-poesia-fotos/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *