Julieta Venegas se inspira en la poesía de Raúl Zurita

La cantante dio a conocer una composición vinculada con textos del poeta chileno a pocos días de presentarse en Santiago.

   Ella mismo hizo el anuncio en sus espacios oficiales: “Hace tiempo escribí esta canción inspirándome en un poema de Raúl Zurita, poeta chileno maravilloso. Es una canción que me ha acompañado mucho, la canté durante muchas mañanas, y por fin la puedo compartir con ustedes”.

   En efecto, la canción ingresó a las plataformas el viernes 19. La letra de la composición dice, en un tramo: “Quiero estar en tu orilla para siempre, en tu instante más feliz voy a ser tu secreto, un rincón que guardas solo para ti”.

   Julieta Venegas, que nació en Long Beach en 1970 pero vivió con su familia desde muy corta edad en Tijuana, Baja California, ya había declarado en el pasado fuerte interés por la obra del poeta Raúl Zurita.

   “Hay algo en su voz que me parece de un poeta muy grande, conecté mucho con la historia de Chile, con cómo la cuenta él, el paisaje chileno, la dictadura”.

   La realidad social y política de Chile está en efecto muy presente en la obra de Zurita, así como el período de la dictadura cívico-militar cuyo cabecilla fue el genocida Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990. Zurita fue prisionero político del régimen.

   Venegas ya cantó en el pasado en Chile, y su nueva presentación fue anunciada para fines de agosto en el Teatro Municipal de Santiago.

NUEVA COLECCIÓN DE POESÍA EN PERÚ

   El poeta peruano Harold Alva anunció la puesta en marcha de una colección nueva de poesía, a la que definió como “generacional, vibrante, en pleno proceso creativo y de afirmación”.

   El primer título del catálogo es “La vocación suspendida”, de la poeta colombiana Lauren Mendinueta, quien visitó recientemente Lima para presentar esa obra en la Feria del Libro.

   El segundo, escribió Alva en el diario Expreso, es “Sonetos del náufrago”, de Cosme Saavedra, de Piura. Es un libro que “sorprende por el buen uso de los recursos lingüísticos”.

   Siguió “Una golondrina escapa de mi pecho”, primer libro de la compositora y cantante colombiana Victoria Sur. Sobre ese libro, la nota dice que “si ya de por sí publicar poesía es un reto, publicar un libro de sonetos es un hermoso atrevimiento”.

   En la misma nota, Alva recuerda la afirmación frecuente “la poesía no se vende, como si a los poetas nos importara vender”, para agregar: “Un editor de poesía debe tener claro el terreno que ha elegido, aquí la apuesta tiene otro tipo de compensación, aquí hablamos de trascendencia, de memoria colectiva, de emociones que sabrán sobrevivir para sostener el futuro”.

   Así, “publicar poesía no es una apuesta cualquiera, se trata de convicción, de asumir y ejercer como guardián de una orden que tiene como centro el corazón, sus agallas para resistir. Saavedra, Mendinueta, Sur, pertenecen a una generación de escritores que hicieron del mundo un continente, un lugar de tránsito al que arrojaron sus redes para capturar su eternidad”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.