Jordi Virallonga / Atender un regreso

Nació en Barcelona, en 1955. Entre sus obras de poesía publicadas figuran “Saberte”, de 1981; Perímetro de un día”, 1986; “Crónica de usura”, 1996; “Todo parece indicar”, 2003, y “Los poemas de Turín”, 2004. También publicó varios cuadernillos. Obtuvo el Premio Ciudad de Irún, en 1996, y el Premio Internacional de Poesía Villa de Aoiz, en 2002. Es también ensayista y traductor. A comienzos de septiembre de 2022 participó de las jornadas de poesía “Ciudad de Bogotá”, dedicadas al legado poético del colombiano Juan Manuel Roca.

El centinela

Esperar, sufrir,
dar vueltas por la casa,
atender un regreso,
desear verdad y venganza,
cavar la bajeza.

Nada más puedo hacer
con todo esto que soy,
aun sabiendo que,
cuando tienes pavor,
la peor soledad
es la del centinela.

Ejemplo

Se leyó a sí mismo
los versos que había escrito
y se negó, nunca más,
a recibirse.
Era un mal poeta,
pero un hombre extraordinario.

La razón de Mesalina

Amor y sexo van juntos,
sólo que uno se termina
mucho antes que el otro,
generalmente el amor,
de pura menopausia.

Inocencia

No es el verdugo quien dicta ni atiende
los asuntos mundanos. Sólo hace su trabajo.
También el asesino que asesina,
la víctima que muere, los testigos
que atestiguan que sí, que no o quién sabe,
todos ellos, la gente que pasaba,
la prensa que pensaba, hacían su trabajo.

Mas no temáis. Ni ellos ni yo ni nadie
debemos responder ante la historia.
Si acaso el rey o dios, que son irresponsables,
paradigmas verbales del odio y de la gloria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *