Mientras haya humanidad habrá poesía, dice el mexicano Óscar Oliva

El poeta nacido en Tuxtla Gutiérrez dijo que, si hay algún mérito en su poesía, se debe a la perseverancia.

   El poeta que nació en 1937 recibió en julio el Premio Nacional de Artes y Literatura correspondiente a 2021, que adjudica el gobierno de México en varias disciplinas.

   Al hacer el anuncio del reconocimiento a Óscar Oliva en el rubro Lingüística y Literatura, la Secretaría de Cultura expresó que se trata de uno de los grandes poetas del siglo XX y que es un “autor comprometido, cercano a los pueblos originarios, formador de varias generaciones de escritores y poetas, que le da voz al sur y a la protesta cívica”.

   Su obra, agregó, “se manifiesta contra la opresión y la violencia ejercida desde el poder”.

   El premio está dotado de medalla de oro, diploma que firma el presidente del país, la suma de 823 mil pesos –unos 40 mil dólares- y la incorporación al Sistema Nacional de Creadores, en condición de creador emérito.

   A propósito del reconocimiento y su trayectoria extensa, Oliva se definió como “un poeta de la perseverancia”. Es que, explicó, “si he logrado alguno que otro poema que esté más o menos bien escrito, y que más o menos diga las emociones que quiero, lo debo a estar perseverando, trabajando y leyendo todos los días”.

   En un diálogo con el diario La Jornada, expresó su convicción sobre que la poesía va a existir siempre, “mientras haya humanidad”, y explicó que esa confianza es su motivación.

   Entonces recordó que el filósofo alemán Theodor Adorno “dijo una vez que después de Auschwitz ya no se iba a poder escribir poesía. Creo que no tenía razón, al contrario, en la crisis de la civilización en la que estamos inmersos en estos momentos, la poesía, el arte en general, la ciencia, la tecnología y los grandes avances de la física teórica nos dan esperanza”.

   La poesía, prosiguió, “es una forma de conocernos y también una manera de conocimiento, tanto como la ciencia o la filosofía”.

   Oliva reúne gran cantidad de reconocimientos, entre ellos el Premio Aguascalientes, el Premio Chiapas de Literatura y el Internacional Jaime Sabines/Gatien-Lapointe. Además, su poesía fue llevada a escena por el director teatral Germán Castillo y la coreógrafa Celia Lugo.

   El poeta declaró al diario que al anunciarse el Premio Nacional recibió múltiples expresiones de simpatía y apoyo en Chiapas y desde otros lugares de México.

   Evocó su extensa trayectoria, desde los tiempos de la publicación en 1960 de “La espiga amotinada”, el libro que reunió poesía de Juan Bañuelos, Jaime Augusto Shelley, Eraclio Zepeda, Jaime Labastida y Oliva.
   “Ellos no sólo fueron mis hermanos, sino mis maestros. Estoy hablando de Eraclio, Juan y Jaime Augusto. Recordé con gran emoción las muestras de cariño que me sigue dando mi hermano, el poeta Jaime Labastida, seguimos trabajando juntos con la poesía y a través de nuestros ensayos. También recordé a mis hermanos mayores: Rosario Castellanos, Jaime Sabines, Agustí Bartra, Efraín Huerta, Juan de la Cabada, Rubén Bonifaz Nuño. Son muchísimos los amigos que me ofrecieron su cariño y lecciones muy importantes”.

   Asimismo, declaró que está escribiendo una obra “más reflexiva”, con la pretensión de que “sea parte del conocimiento humano, sobre todo para intensificar las emociones que he procurado dar con mi poesía: las tensiones sociales, las tensiones entre hombre y mujer, las tensiones entre hombre y sociedad, o entre el hombre y la naturaleza”.

   Además de una labor intensa como promotor cultural, Oliva integró entre 1995 y 1996 la Comisión Nacional de Intermediación que intervino en los diálogos entre el gobierno federal y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

   La entrevista completa está disponible en este vínculo:

https://www.jornada.com.mx/notas/2022/07/23/cultura/la-poesia-existira-mientras-haya-humanidad-oscar-oliva/

(28/7/22)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.