La música amplifica la palabra poética, dice la española Sheila Blanco

La cantante realizó una gira por países de América Latina para presentar su espectáculo “Cantando a las poetas del 27”.

   Se trata de un conjunto de canciones basadas en textos de las poetas de aquella Generación, mucho menos conocidas que los creadores varones, pero que igual que ellos padecieron, en su mayor parte, la persecución de la dictadura franquista y el exilio, tema muy presente en varias de las composiciones.

   Acerca de esta obra, Sheila Blanco sostuvo que “hay algo milagroso cuando se saca un poema del papel para convertirlo en canción. Es una transformación bien mágica y, sí, la música fortalece y amplifica todavía más el significado de las palabras”.

   “El alma del poema es la música, que está implícita en el texto y solo hay que encontrarla porque ambas están bien conectadas. Es verdad que la música llega más que una lectura en papel y si el poema cobra presencia cuando un poeta lo lee, eso sucede todavía más cuando alguien lo canta”, insistió.

   La cantante, que nació en Salamanca, en 1982, realizó durante mayo una gira por varios países de América Latina, después de que se presentó en numerosas ciudades españolas con “Cantando a las poetas del 27”, que es el resultado de tres años de investigación.

   Blanco se destacó en su país también por los arreglos que hizo para composiciones de músicos clásicos, con la inclusión de biografías cantadas, no exentas de humor y de referencias a la actualidad.

   Durante la gira, a su paso por Montevideo el diario El País le preguntó acerca de “Primer exilio”, tema basado en un poema de Ernestina de Champourcin, y en particular sobre por qué lo eligió para comenzar el disco.

   “He craneado mucho el orden del disco y sentí que era necesario empezar con una nota más acentuada. Por eso lo elegí. Era una llamada de atención. ‘Primer exilio’ es un poema que me golpeó muy fuerte cuando lo leí, porque en ese momento estaba leyendo mucho sobre las vidas de las personas que debieron dejar su país. Y el exilio es algo aterrador porque no solo significa que tienes que irte a vivir a otro lugar, sino que realmente se trata de abandonar tu vida: te vas a un lugar donde nadie te conoce y donde no tienes nada. Es todo lo contrario a la palabra ‘hogar’”.

   “Carretera en huida,/ cómo lloran los niños/ junto a ese baúl, mundo/ abierto en la cuneta”, comienza el poema “Primer exilio”, que luego apunta: “ya no hay sitio en la casa”. Y más adelante, sobre la marcha al exilio: “Otros siguen caminos/ que nadie les señala”.

   Ernestina de Champourcin, recordó Sheila Blanco, pasó cuarenta años en el exilio en México. “Luego, cuando ya era anciana y necesitaba volver a España porque no podía valerse por sí misma y necesitaba una pensión del gobierno, escribió un libro llamado ‘Segundo exilio’. De alguna manera, a ella también la arrancaron de su segunda patria”.

   En suma, explicó al diario de Montevideo, “esa frase es muy intensa y, desde luego, esa frase es muy visual. Eso es algo que está en todos los poemas, y que te puedan trasladar esas imágenes te atrapa mucho. Además, la música las ilustra; es su banda sonora”.

   La compositora y cantante se refirió también a “Pájaros negros”, un poema propio que grabó a capella y que escribió mientras estudiaba a las poetas de la Generación del 27.

   El verso “ahí vienen los pájaros negros a pisotearme”, explicó, es una referencia a las dudas y miedos propios sobre su obra, y haberlo escrito y cantarlo “es una forma de espantarlos, hay algo de catarsis y de consejo, porque los miedos son parte del ser humano”.

   La entrevista completa está disponible en el siguiente vínculo: https://www.elpais.com.uy/tvshow/musica/sheila-blanco-llega-magnolio-sala-presentar-cantando-poetas.html

(31.5.22)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.