Premio Reina Sofía a Olvido García Valdés

La poeta asturiana obtuvo el reconocimiento que adjudican en conjunto la Universidad de Salamanca y la institución estatal Patrimonio Nacional.

   El anuncio fue hecho por Ana de la Cueva, presidenta de Patrimonio Nacional, en el Palacio Real de Madrid, donde declaró que Olvido García Valdés expresa “una voz propia, diferenciable y reconocible”. También la definió como “poeta de las emociones y de la reflexión ontológica, intimista y metafísica”.

   El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana es otorgado, según sus postulados, a un autor o autora viva cuya obra represente una contribución significativa al patrimonio cultural de Iberoamérica. El ganador de la primera edición, en 1992, fue el chileno Gonzalo Rojas.

   Por América Latina lo obtuvieron, en años posteriores, Joao Cabral de Melo Neto, de Brasil; el colombiano Álvaro Mutis; los uruguayos Mario Benedetti e Ida Vitale; los chilenos Nicanor Parra y Raúl Zurita; el argentino Juan Gelman; la peruana Blanca Varela; el mexicano José Emilio Pacheco; la cubana Fina García Marruz; los nicaragüenses Ernesto Cardenal y Claribel Alegría; y el venezolano Rafael Cadenas.

   Por Portugal, fueron premiados Sophia de Mello Breyner, Nuno Júdice y Ana Luisa Amaral. Las y los españoles son la mayoría de los galardonados con el Reina Sofía; Claudio Rodríguez, José Hierro, Ángel González, José Ángel Valente, Pere Gimferrer, José Antonio Muñoz Rojas, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Gamoneda, Pablo García Baena, Francisco Brines, María Victoria Atencia, Antonio Colinas, Joan Margarit y, ahora, Olvido García Valdés.

   Ana de la Cueva dijo que el jurado se pronunció por unanimidad y en la resolución destacó que mediante la connotación y la sugerencia, la poesía de García Valdés alcanza “una honda trascendencia”. También mencionó la sintaxis “enteramente personal, con la que busca el despojamiento, la desnudez y el esencialismo”.

   El premio está dotado con 42 mil euros y la publicación de una antología. También conlleva la realización de jornadas académicas sobre la obra de quien lo recibe.

   García Valdés nació en Santianes de Pravia, Asturias, en 1950. Su primera obra de poesía publicada fue “El tercer jardín”, de 1986. Con “Exposición” obtuvo, cuatro años después, el premio Ícaro de Literatura. El libro más reciente es “Confía en la gracia”, que data de 2020.

   Como ensayista, es también autora de “Teresa de Jesús”, “Los poetas de la República” y “En torno a Velázquez”, entre otros títulos. Es también traductora.

   Entre los reconocimientos precedentes figura el Nacional de Poesía y el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, que otorga el Estado chileno. Esta distinción, dijo en declaraciones a El Cultural, le impactó “enormemente”, porque “una nunca tiene la sensación de que se conozca tanto su trabajo tan lejos”.

   El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, se refirió a una época en la que “necesitamos la poesía, necesitamos la gracia, la utopía, la piedad y la empatía”, y en la que hay que “evitar cualquier discurso, cualquier texto de desconsideración, de odio, de no aprecio hacia las personas. Y esto nos aporta la poesía de Olvido García Valdés”.

   En el diálogo con El Cultural, la poeta declaró que “nunca he sentido mi escritura como comunicativa. Tal como yo la veo es más bien intransitiva, en el sentido de que uno escribe para sí mismo. Como lectora tengo a menudo la sensación de que a muchos poetas les pasa igual, aunque luego, de alguna forma rara, sus poemas nos llegan como si fueran nuestros”.

(27.5.22)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *