Poesía chilena sobre el amor, en una antología

Sesenta poemas de sendos autores, que recorren épocas y estilos muy diferenciados, en una publicación ilustrada de Escrito con Tiza.

   Mario Valdovinos, dramaturgo, novelista y crítico, realizó una compilación con sesenta poemas, en cuyo prólogo expresa que sabe que cada lector y lectora sentirá proximidad con algunos de los textos incluidos y distancia con otros.

   “Esto es amor” fue publicado en la colección Poesía y Trazo de la editorial Escrito con Tiza.

   La lista de las y los poetas incluidos es muy significativa, porque la integran quienes trascendieron fuertemente en el país y en el exterior durante buena parte del siglo XX y lo que va del XXI.

   En el prólogo de la obra, Valdovinos expresa que “cada antologador organiza la que está desplegando y deja la puerta abierta para que el lector y la lectora eliminen textos que no los sacudan y los reemplacen por los que sí lo hacen. Se cierra una puerta para abrir otra, de allí la persistencia del género”.

   Su propósito con esta antología es que “cada persona la revise, la sienta, la toque, sueñe algo y la objete para hacerla suya y para hacer la suya. Los materiales siempre serán el tiempo y la memoria, la palabra y el recuerdo, la felicidad y el pavor, el olvido y su sombra”.

   Luego formula una pregunta que abarca inevitablemente a cada antología publicada en cualquier país o región: “¿Por qué estos autores y autoras, por qué no estos otros u otras?” Y responde: “Porque son de acá, cercanos, del país, hombres y mujeres, jóvenes y no tanto. En suma, una antología destinada a los estudiantes, a los que aún lo son y a los que dejaron de serlo”.

   La agencia Pressenza informó sobre algunos de los poemas incluidos. Entre ellos,

“Ausencia”, de Gabriela Mistral; “Balada de lo que no vuelve”, Vicente Huidobro; “Páginas de diario”, Teresa Wilms Montt; “Círculo”, Pablo de Rokha; “Amores: Delia (II)”, Pablo Neruda; “Los besos”, Braulio Arenas; y “Aromos”, Nicanor Parra.

   También “Celular 09-2119000”, Gonzalo Rojas; “Del pecado su símbolo”, Stella Díaz Varín; “Álamos de cajón”, Enrique Lihn; “Leve canción”, Pedro Lastra; “No te amo, amo los celos que te tengo”, Armando Uribe Arce; “Después de todo”, Jorge Teillier; “Sueño”, Floridor Pérez; “Sóplame este ojo”, Óscar Hahn; “La vieja trampa”, Omar Lara; “Lunes negro”, Manuel Silva Acevedo; “Otro amor”, José Ángel Cuevas; y “Príncipe azul”, Alejandra Basualto.

   Otros poemas incluidos son “Podríamos irnos”, Claudio Bertoni; “Y mis ojos buscarán elevándose tus ojos”, Raúl Zurita; “Palabras de objeto” (fragmento), Verónica Zondek; “Puro suceder de miradas anteriores”, Teresa Calderón; “Niña azul (Kallfvmalen)”, Elicura Chihuailaf; “Es absurdo”, Lila Calderón; “Código secreto”, Eduardo Llanos; y un poema sin título de Rosabetty Muñoz.

   La obra cuenta con ilustraciones de Carolina Ríos, quien nació en Viña del Mar, en 1982, estudió diseño gráfico en Valparaíso e ilustración en Barcelona.

(2.4.22)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *