• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Canción que es poesía

 

Los textos que siguen, letras de canciones o poemas compuestos para temas musicales, como se les quiera llamar, fueron elegidos por lectores de La Poesía Alcanza. Lanzamos un pedido de propuestas de publicación cuando la adjudicación del Premio Nobel de Literatura al compositor y cantante estadounidense Bob Dylan desató un debate intenso, a escala mundial. Algunos académicos, escritores y críticos, se quejaron de que el premio haya sido destinado a quien escribió textos para canciones, “no para libro”, entre otras opiniones. La Poesía Alcanza no editorializa, no al menos directamente. La convocatoria a los lectores, entonces, fue hecha para verificar si había una propuesta significativa de canciones consideradas parte del universo poético de cada quien. Como era de esperar, son varias las propuestas de textos de Bob Dylan, pero los hay de muchos otros autores. El resultado ameritará una serie de dos o tal vez tres publicaciones.

  

   Bob Dylan

 

   Blowin in The Wind

   (Soplando en el Viento)

 

¿Cuántos caminos debe un hombre caminar
antes de que lo llames hombre?
¿Cuántos mares debe una paloma blanca navegar
antes de que se duerma en la arena?
¿Cuánto tiempo tienen que volar las balas de cañón
antes de que sean prohibidas para siempre?
La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento,
la respuesta está soplando en el viento.

¿Cuántos años puede existir una montaña
antes de que esté descolorida por el mar?
¿Cuántos años puede la gente existir
antes de que se le permita ser libre?
¿Cuántas veces puede un hombre girar su cabeza
y fingir que no te ha visto?
La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento,
la respuesta está soplando en el viento

¿Cuántas veces debe un hombre mirar hacia arriba
antes de que pueda ver el cielo?
¿Cuántos oídos debe tener un hombre
antes de que pueda escuchar a la gente llorar?
¿Cuántas muertes serán necesarias
hasta que comprenda que mucha gente ha muerto?
La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento,
la respuesta está soplando en el viento.

 

Propuesta de Sandra Papadópulo, de Argentina (@elmaratuspies), y de Ana Sofía Buriticá, de Colombia (@Phiiaciel).

 

   Don’t Think Twice, It’s All Right

   (No lo pienses dos veces. Está bien)

 

De nada sirve sentarse
y preguntarse por qué, nena
además no importa
y de nada sirve sentarse
y preguntarse por qué, nena
incluso si no lo has hecho nunca;
cuando el gallo cante al despuntar el alba
mira por la ventana, y me habré ido
tú eres la razón de que siga mi viaje
pero no lo pienses dos veces, está bien

Y de nada sirve que enciendas tu luz, nena
esa luz que nunca conocí
y de nada sirve que enciendas tu luz, nena,
estoy en el lado oscuro del camino;
pero deseo que hubiera algo
que dijeras o hicieras
para intentar que cambiara de idea y me quedara,
de todas formas nunca hablamos demasiado,
pero no lo pienses dos veces, está bien

Así que de nada sirve
que grites mi nombre, nena,
como nunca antes lo hiciste,
de nada sirve que grites mi nombre, nena
no puedo oírte más;
voy pensando y preguntándome
carretera abajo,
que una vez amé a una mujer,
una niña me dijeron,
yo le di mi corazón, pero ella quería mi alma,
pero no lo pienses dos veces, está bien.
Estoy caminando camino abajo, solo, nena,
a dónde me dirijo, no puedo decirlo,
pero adiós es una palabra demasiado buena,
así que sólo diré que te vaya bien;
no estoy diciendo que me trataras mal
podías haberlo hecho mejor, pero no me importa,
digamos que malgastaste mi precioso tiempo,
pero no lo pienses dos veces, está bien.

Propuesta de Elyzabet Yoval (@elyzabeet), desde Austin, Texas

 

   Marcial Alejandro (México)

   Luz

Luz, a los poetas
para que no anden malgastando letras,
Luz es lo que falta
Aclarar la tinta que los mancha
escribir a oscuras como ciegos
cuando punza la verdad
escribir locuras con sosiego
simple la dificultad.

Luz en cada trazo
a quién llene de razón un cuadro
luz en cada grieta
adónde eche un ojo la destreza
que al pintar la hondura
pinte el cielo
y si puede más allá
más allá, más allá

Luz a los guerreros
con inteligencia en los aceros
luz cuando se mueren
que a pesar de muertos
no se quiebren

luz dónde nos falte
al que tuerza fierros
y al que cante
luz que nunca sobre
para que apreciemos a la noche
para que apreciemos a la noche

que al llegar profunda
monte a pelo
pa´ que más profundidad...

 

Propuesta de Cynthia Briones (@Brionelix), de Tijuana, México.

 

   Gustavo Cerati

 

   Corazón delator

 

Un señuelo

hay algo oculto en cada sensación

ella parece sospechar

parece descubrir en mi debilidad

los vestigios de una hoguera

oh mi corazón se vuelve delator

traicionándome

 

Por descuido

fui víctima de todo alguna vez

ella lo puede percibir

ya nada puede impedir en mi

fragilidad

es el curso de las cosas

oh mi corazón se vuelve delator

se abren mis esposas...

 

un suave látigo una premonición

dibujan llagas en las manos

un dulce palpito

la clave intima

se van cayendo de mis labios

 

Un señuelo

hay algo oculto en cada sensación

ella parece sospechar

parece descubrir en mi que aquel amor

es como un océano de fuego

oh mi corazón se vuelve delator

la fiebre volverá de nuevo

 

Un suave látigo una premonición

dibujan llagas en las manos

un dulce pálpito

la clave íntima

se van cayendo de mis labios...

como un mantra

de mis labios

de mis labios

 

Propuesta de Mariana Zugarramurdi (@mariana_zuga), de Argentina.

 

   Alceu Valença

  

   Ateo movido

 

Estaba bajando la pendiente

Y oí el susurro del viento

Que la vida se da en su totalidad

El hombre que es simplemente sentirse

 

Por la pendiente

Iglesia de la catedral

Ateo movido

En busca de la fe

 

La fe en Dios, la fe en la tierra, en las estrellas

En cursos de agua, los bosques, los lagos

En el trabajo, la fe en los sindicatos

La fe en los buzios, en las conchas de mar

 

Propuesta de Graça Graúna, de Brasil. Valença es un compositor y cantor nacido en São Bento do Una (Pernambuco, Brasil). Esta canción es un homenaje a Helder Cámara, el “obispo de los pobres”.

 

 

   Violeta Parra

 

   Gracias a la vida

 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 

Me dio dos luceros que cuando los abro 
Perfecto distingo lo negro del blanco 
Y en el alto cielo su fondo estrellado 
Y en las multitudes el hombre que yo amo. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado el sonido y el abedecedario 
Con él las palabras que pienso y declaro 
Madre amigo hermano y luz alumbrando, 
La ruta del alma del que estoy amando. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado la marcha de mis pies cansados 
Con ellos anduve ciudades y charcos, 
Playas y desiertos montañas y llanos 
Y la casa tuya, tu calle y tu patio. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me dio el corazón que agita su marco 
Cuando miro el fruto del cerebro humano, 
Cuando miro al bueno tan lejos del malo, 
Cuando miro al fondo de tus ojos claros. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto 
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto, 
Así yo distingo dicha de quebranto 
Los dos materiales que forman mi canto 
Y el canto de ustedes que es el mismo canto 
Y el canto de todos que es mi propio canto. 

Gracias a la vida 

 

 

   Joan Manuel Serrat

 

   Mediterráneo

 

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa,
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya,
y amontonado en tu arena
guardo amor, juegos y penas.

Yo, que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto eterno,
que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul,
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino.
Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero.

¿Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo?

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea
te vas, pensando en volver,
eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Ay... si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca
con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.
Y a mí enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo...

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.

Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista...

Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo.

 

Propuestas de Marina Izquierdo (@marina_izqdo), de España.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.