• @dianalefaz
    Son tantas las veces que no estamos aquí, donde pisamos
  • @Anadimeana
    Mi próxima línea viene con raíces de rosa del viento
  • @Xhuvia922:22
    Los sauces llorones mojan lo que resta de tu sombra
  • @LaPetit10
    El miedo es la distancia más larga
  • @cochambrossa
    Un corazón donde la nostalgia acomode su ingravidez
  • @Genrus
    Nada como el asedio de lo irreparable para mantener el corazón encendido y las velas desplegadas
  • @largabreve
    Todo el amor es una breve esperanza, una contención indebida, enajenadora
  • @SimoneBella7
    No tardes que el silencio arrecia, hoy solo basta con que insinúes un suspiro para volverme agua
  • @ReneValdesM
    La poesía saca lo mejor que no tenemos
  • @_Annai_
    Un don es una sombra liberada
  • @___Sputnik___
    Nadie verá el estante vacío
  • @entiyparati
    Poner el alma a las palabras y que respires de ellas

Claudia Luna Fuentes

 

   Ese horizonte


La piel del mundo se escama
y el dolor germina con un crepúsculo en el horizonte
allí se oculta el ejército en lugar del sol

es la palabra paz hecha de metrallas
una soberanía con fusiles progresando en sus venenos

y nosotros callados
soportamos esa paz
la tragamos
como las aves engañadas
que alguien alimenta con balas de salva

y no vuelan más

 

   Lavar en el río


Todo se lleva el río
menos el silencio poblado de voces

y estás allí tan viva que aguantas
aceptas los dictados del mundo
la única diferencia es que ahora te duele

descubres que hay un silencio hecho de mantas
esas telas que las mujeres exprimen junto a sus recuerdos

y te preguntas hasta cuándo volverá el bumerang de la alegría
a cortarle el cuello a la memoria

un silencio silencio dices
nada poblado de nada
un silencio puro dices

sabes que no es cierto
el mundo es una dentadura vieja
resuena

sigues restregando la ropa contra las piedras

 

   Así es


Miseria la tuya
de no darte
de contar chiles
de pensar que el mundo te debe
porque el dolor
porque el desamor
porque una mala cara
porque tu madre
porque tu padre
porque los mapas cerebrales
porque freud o nietzsche

cuando levantar podrías tu rostro
en este vientre inmenso donde flotamos
donde el aire entra

la germinación cruje bajo tus pies
abandona ese ropaje
deja el drama

 

   Ciudad norteña


Más de cincuenta muertos en las calles
nadie habla de estos árboles humanos tronchados
ni de los casquillos
ni de las avenidas cerradas

la información viaja a través de llamadas telefónicas
o en murmullos durante reuniones de gente cercana
no hay funerales para llorarles
sí agujeros en sus cuerpos
    en nuestra respiración

los periódicos
la radio
narran otras cosas
siguen en su música
en sus estadísticas
liman sus temores con monedas

y la realidad virtual
está contaminada por mensajes de fatuo amor
por frases de motivación
y caritas de mascotas
que necesitan ser salvadas
de la crueldad humana
por noticias donde la clase en el poder cacarea
grandes logros que llevan a este país adelante

acá
en esta realidad hirviente
en este caldo de hierro que es la sangre y el miedo
a las diez de la noche
hay un silencio perro

 

   Sus numerosos hurtos


No hay hermosura en la pobreza
ni dignidad en las filas
donde aguardamos por medicinas
envueltos en nuestro cebo
mientras funcionarios obesos sudan al comer
y degustan con sus mujeres pato mandarín traído a este desierto

luego ellas vomitan en amplios baños de mármol
    con sumo cuidado
    observadas por espejos y porcelana
        sin manchar sus vestidos
            esas telas finas que hacen juego
                con el cristal para el agua de los lirios
y regresan sonrientes
a la mesa


(De "La Turba", Cuadrivio ediciones, 2014. Claudia Luna Fuentes nació en Monclova, Coahuila, el 3 de junio de 1969. Publicó "Casa de sol", FECA CONACULTA 1995; "Los frutos del sol", Castillo Mac Millan, 2005; "Ruido de hormigas", Gatsby Ediciones, 2005; y "La piel de la luz", Elementocero ediciones, 2010. También "Carne para las flores", antología personal, Aullido libros, España, 2011, y "Las flores desenfundan sus espinas", antología personal, Gobierno de estado de Coahuila y Secretaría de Cultura, México, 2013. Poemas suyos fueron incluidos en el "Anuario de poesía mexicana", compilado por Pura López Colomé, FCE, 2006. Obtuvo la Presea de Poesía Manuel Acuña, en 2008. Poemas suyos fueron traducidos al árabe. Es también editora, periodista, promotora cultural y divulgadora de la ciencia, entre otras actividades). 

 

 

   Luna de miel


Era otra ciudad en autobús de segunda
y dos chorros de frijoles en una bolsa plástica
        parecían peces atrapados en el lodo
        nuestros peces bíblicos ahogándose

y así
bebí de tu piel de colores
quise tu risa de dientes incompletos
tu mirada inteligente sobre este mundo huérfano

te amé
a besos de humanidad que nadie quiere
y no creíste en mí
que fuera feliz a tu lado
eso
feliz

 

   Departamento de limpieza (Donde Dios nace)

Si él encarnara
sería este albino con fuegos en los labios
        pulidor de pisos y cristales
        erráticos ojos temerosos del sol
o mujer que recoge cabellos anudados en las coladeras
        mientras oscilan sus aretes dorados
        donde ella cuelga como signo para lerdos
        una dignidad que no vemos

ambos envolviendo la suciedad
en un paisaje rehuido
como si no fuéramos nosotros los del escupitajo
        las toallas que respiran sangre pasada
        aquel trozo de carne verde
        las cartas de amor clausurado

como si no fuéramos nosotros
los que ocultamos residuos de narcóticos
        platos que rompió nuestro rencor
        henchidos sexos en fotografías

ambos
piedras bruñidas de colores primordiales
en horarios amplios y miserables pagas

a ustedes
ofrezco una tarde en la provincia del encino
pan de arroz y mangos
aceite de almendra que sus manos beban

los saludo por sus nombres
los doy por brillos en el mundo

 

   Manifestante


Años de evitar nombrar lo que duele
de sellar los gritos
de no decir
porque al decir
han muerto muchas cosas

y ahora
afloran torrentes de filamentadas palabras
el miedo y su canto de platos vacíos
                               de afecciones

sí éste es
con dolor
el canto del odio

 

   Insomnio


Cuando es hora de dormir yo me levanto
puedo respirar mejor y escribir: el miedo es la educación del corazón

y me aviento
y navego en la página como lo hace el pescador
el hacedor de pan
el obrero de tercer turno
con ganas con rencor con ansia
y abro las heridas y las bebo

y busco en la infancia que cada vez se borra más
en las fotografías familiares donde aparece mi cara perturbada
        o yo confinada en ese vestido de gala para boda
        con zapatos de escuela
        sin gota de brillo

son las tres de la madrugada

escribo
me novelo

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.