• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

Antología Alcanza, de poetas/lectores (IV)

   Tercera serie de poetas/lectores que, desde 2008, proponen poemas para publicar en La Poesía Alcanza o dieron su consentimiento a nuestra solicitud para hacerlo.

   En línea desde 2008 en su segundo período, Alcanza para Todos reúne así a gran parte de ellos, como expresión reiterada de gratitud, y a modo de una antología, por así llamarla, artesanal. Esta reunión de autores y textos discute indirectamente con quienes afirman que la circulación de poesía por las redes es en sí misma perniciosa. La selección no está regida por ningún patrón literario ni temporal. La habitan textos que tocaron nuestra sensibilidad como lectores. La explica la ilusión de una pertenencia: buscamos entre todos la palabra poética, una estación de partida y jamás un punto de llegada.

   La dividimos en tramos o series, solo para comodidad del lector ante la pantalla. En la primera encabezaron autores de México, acompañados por otros de Argentina, Chile, España y República Dominicana.

   La serie II comenzó con poetas colombianos, acompañados por venezolanos y costarricenses. La tercera fue encabezada por poetas de Argentina, junto con autores de Alemania, El Salvador, Perú y República Dominicana.


   MARINA IZQUIERDO, DE ESPAÑA

   Poemas enviados por Marina Izquierdo, de Valencia, España. Fue finalista del XVII Premio Ana María Matute de Narrativa de Mujeres y del XIII Certamen de Narrativa Breve del Día Internacional de la Mujer, que organiza el Ayuntamiento de Valencia. Asimismo, publicó en los Pliegos literarios de la Buhardilla y en el libro “El Tiempo se acaba” de varios autores, coordinado por la poeta María Teresa Espasa. El poema "Donde se cosen los silencios" fue publicado en la editorial Torremozas, Premio XXVIII Voces Nuevas. En 2016, fue finalista del Premio de Poesía Iberoamericana que convocan entidades de Salamanca. La poeta realiza publicaciones en www.con2trompas.com, y está presente en Twitter, en la cuenta @marina_izqdo.

   Donde se cosen los silencios

Desnuda
Sin oros ni platas
Con los azabaches prendidos en el cuarzo rosado.

Herida
Gotero de esperanza
En el pasillo verde donde se cosen los silencios.

Incierta
En el abrazo que apaga la luz
Sin querer saber aún a qué sabe el último sueño.

Sola
Tan llena y tan sola
En la carrera de imágenes de esa que es mi vida
Mientras afuera, esperan, sobre la baldosa incierta
los relojes de Dalí.
Y las abejas se detienen en la miel donde se hilvana
la esperanza.


   Soy Mujer

Soy mujer y me distraigo,
me distraes, nos distraemos.
Tu comida, su examen,
nuestro huerto.

Soy mujer y me pierdo.
Me pierdes, nos perdemos.
Tus luchas, sus guerras.
La revolución que finges
hacer
también
mía.

Soy mujer y me despierto.
Atrás, el sueño
atávico
de tus milenios.

Ni banderas ni logos.
Ya no me atraparás en el fogón de las trincheras.
Ni consignas ni promesas.
Ya no coseré tu disfraz de patriarcado.

Soy mujer y árbol.
Malinche sin Cortés.
Savia de madre, de abuela
y de hermana.
Copa de hija, de nieta tal vez.
Ni rama ni costilla.
O juntos Tronco, o la Nada.

 

   CARLOS MARTÍNEZ, DE ESPAÑA

   Poema de Carlos Martínez, de Valencia, España, quien publica en letrasdesal.blogspot.com. El poeta está también en Twitter, en la cuenta @Carloskimovich

   

   Meditaciones

No te pierdas en la fotografía
que avanza sobre el bosque
noche de nombres y heridas
día de agua sin nombres.

Ven desde el límite del látigo
contigo, ruido incesante de ti
ven, desde la raíz del vértigo
inconcluso, del número pi,
sin espacio, sin instante feliz,
con el odio si quieres, con los sueños,
con el eslabón perdido del porvenir,
con las cuevas de metal y de cieno.

Pero ven, aunque sea muy tarde
y manches el orgullo caníbal
entre los árboles, y te derrames
como la lluvia aséptica, como la lluvia.

Y si el límite te detiene, observa
tus pasos detenidos y el miedo,
ojos sin sal, cuerpo sin verdad
ciego esclavo del barro yermo.

Y avanza, lanza en bloque,
rayo de nube, disparo de agua,
sana la vida de tus nombres

y renace del mar, espuma.


   MARÍA VARU, DE BARCELONA, ESPAÑA

   Dos poemas de María Varu, de Barcelona, España, tomados con su acuerdo de su blog,locurasdelpensamiento.blogspot.com.


   Desencuentro

no tengo más recuerdo
que los guardados
por haber amado
no tengo más dolor
que las heridas
de los que amé
no hallé nunca
una cima
que no guardara bajo sus pies
la profundidad del abismo


   Restos

busco los restos de la palabra
lo sutil de los vocablos
el frágil aliento busco
trazo primero de un pincel
amaneciendo los días
sus letras son ahora
el doble filo que rasga
la niebla que enturbia la mirada
es el roto de un roce
la caricia desgajada
y aquel poema musitado
aquel amoroso trazado
que besaba el claro del alma
se ocultó sin haber nacido

 

   JUAN DAVID PELÁEZ BOTERO, DE COLOMBIA

   Poemas de Juan David Peláez Botero, de Manizales, Colombia. Publica en jpeelb.wordpress.com. En Twitter: @jpeelb


   Sobre los sueños

1. Paseo Onírico.

Seres que me visitan en sueños,
cuyos rostros, formas y voces,
no logro reconocer.
Personajes de mundos oníricos
me invitan a su vida y yo,
no sé si quedarme o volver.
Los humanos
¿Tendremos en común
esos rostros que desconocemos
y nos visitan en sueños?
Y al mismo tiempo
¿Seremos actores de reparto
en los sueños de algún desconocido?
La muerte es aceptar la invitación a quedarse a vivir en el mundo de los sueños.

 

2. Burladero.

Sueño porque si y sueño porque no, y con lujo de detalles todo rezago de historias pasadas
y de tiempos venideros.
Sueño para no sufrir la falta de humor de la vida, para burlarla, para no tomármela en serio.
Sueño para recordar el futuro de las historias que he soñado en una vida pasada habitando este mismo cuerpo.
Soñar es vivir ¿Y para que soñar si ya esto vivo? Para resucitar estos órganos muertos que se creen vivos.

 

3. Sentencia

Sueño tan nítidamente, que confundo la realidad con la fantasía. Algunas veces, la fantasía viene a mi vida teñida de realidad, y otras, vivo la realidad como si fuera un sueño.

 

    YULIETT ECHEVERRÍA, DE MÉXICO

 

   Poema de Yuliett Echeverría, de Mérida, Yucatán, México. En Twitter: @Diablaguardian. Está presente también en vocesdevida.tumblr.com

 

   Me rindo a tu palabra

La sombra viste con cautela mi silueta,
tu voz grave resuena y serpentea al oído,
me embiste, me satura, me llena,
el placer nace con mi olvido. Las palabras brotan con insistencia,
viajan montadas por el torrente sanguíneo
haciendo pausa en mis orillas femeninas,
desmigándome en insaciables instintos.
De tus labios rojo vino,
morder quiero la dulzura de tu vid,
saciar mi apetito felino,
sumisa entregarme a ti.
Me susurras al oído,
y nace la sonrisa de tus labios,
la sombra no me viste más los pasos,
se dibujan lentamente en el aire tus palabras,
mi alma ya le pertenece al diablo.

 

   ANA CECILIA BLUM, DE ECUADOR

   Poema de Ana Cecilia Blum, de Guayaquil, Ecuador. Ella publica sus poemas en el espacio anaceciliablum.com. En Twitter: @AnaCeciliaBlum


   Voces de aguas

Río parido del deshielo,
acunado en el vértice de la roca,
en la boca de la roca, en el muslo de la roca.

Río que llevas la memoria del invierno,
la saliva del oso, el salto del salmón,
la reverencia del venado.

Río que hablas en tu lenguaje de glaciares.
Yo entro en ti y mi pie se sirve de tu beso frío.

Río que pierdes tu cuerpo bajando por los pueblos,
te encarcelan, te asesinan, te consumen.

Río que ya no eres río, nunca más río,
río que ya no llegas al mar.

--

Una pluma inventa el universo.
El silencio inventa la música.
Un poema observa desde la
ventana.

--

Escribo
para llenar los cántaros,
limpiar los espejos,
empuñar los espacios
caminar los laberintos.


   Nostálgica

Son las seis de la tarde
y no hay nadie a quién decirle
venga para tomarnos
una taza de chocolate con rosquitas.

El portal está escrito
con los relatos del bisabuelo,
cuentos de aparecidos
que iluminaron la infancia.

Las sombras crecen
en las jorobas de la noche,
los coyotes muerden
el tesón del viento allá afuera.

Un tren en la distancia,
yo soy ese tren, yo soy ese tren,
descendiendo las crestas de cañones.

 

   DAVIDE CORTESE, DE ITALIA
   Poema enviado por Davide Cortese, de la isla de Lipari, Italia. La traducción al español, enviada también por el autor, estuvo a cargo de Domenico Monacelli.

   Debajo de la piel


Debajo de la piel
tengo correrías de inquietudes,
migraciones y fugas de deseos,
andanzas de tristezas.
Debajo de la piel, sin piedad,
la soledad de un fuego quema
mis abundantes multitudes.
Una helada llama
me toca con crueles verdades.
Un fuego sin amor
que quema como si fuera amor.
Mi piel es cenizas de poesía,
mi corazón un carbón encendido,
un abrasado pan negro
para el hambre de un misterioso demonio.
Soy la baya de la sonrisa de un dolor.
El cuento negro de una mujer de nieve.
Custodiado por un secreto, yo,
estoy respirando la sal de un viaje prohibido.
Acaricio el espectro del amante,
juntos ponemos en silencio todo mi canto.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.