• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

Juana Bignozzi, una palabra que ampare

 

   Cadáver por la palabra persona

                            por la gente

 

 

Por ejercer el miserable pecado de jactancia

manejo huecas trascendencias

solitarias eternidades

o sea

escribo

 

por escribir a punto estuve de ser solemne

por escribir pierdo la vida

por mirar a esta gente descuento mis culpas

 

lejos de falsas jerarquías que engendran peste

a punto estuve de integrar una secta

ave de rapiña de voz de todos

 

no entenderé del mundo más que lo entendido por todos

no olvidaré en el final el principio

no creeré en el signo sobre los otros

menos en la luz única sobre mí

 

para que mi vida se cumpla

pierdo el tiempo en confidencias

para escapar al desierto de los elegidos

borraré toda arista que me distinga

para que mi lucha no sea legítimo derecho de soberbia

sólo reconoceré la voz de los que nunca llegarán

o cumbres de lucidez

torres de talento

verdugos de los demás

ceniza de vidas menores

escribo

 

no me otorgaré la redención

 

 

    Función social de la poesía

 

si toda vida es referencia a nuestra vida

espero dejar una palabra

que ampare a alguien

en estas tardes inhóspitas de recuerdos

 

 

   Las tumbas de mis mitos

 

duermen los poetas bajo la rosa inclinada

bajo el laurel triunfante o la cítara cursi

encadenados finalmente conjurado su peligro

duermen los poetas bajo nombres respetables

bajo el árbol deseado en buena vecindad

tolerados por los padres de la patria y de los códigos

cubiertos de violetas contra el otoño

dificultosos de encontrar en una isla

amparados por la reverente memoria doblegada

 

---

 

¿ayudan las palabras de los poetas a los propios poetas?

¿ayuda al camino de los poetas

el desamparo de su propia anécdota?

¿ayuda mi presencia en tu destino

a mi propio destino?

¿mi compañía en tanta pasión desgraciada

se convierte en compañía de mi nebulosa pasión?

 

 

   poetas del 60  I

 

juntos en cierta lucidez y varios desprecios

miles de papeles los nuestros

y siempre el pesado bagaje de aquella fiesta

miles de papeles los nuestros

nunca el del buen sanmaritano

no tuvimos manto suficiente

mucho menos podíamos ofrecerlo

a través de años y países

la misma soberbia de demoledores de panteones

el seductor relato de nuestra memoria

y en mí el nombre de los que he elegido entre ustedes

que no dejo de repetir

para gloria de críticos dolor de resentidos y furia de olvidados

en cuanto me ilusiono con ser escuchada

 

(Los primeros tres poemas son de “Regreso a la patria”, Colección de Poesía Todos Bailan, Libros de Tierra Firme, Buenos Aires, 1989. Los dos siguientes son de “Interior con Poeta”, de la misma colección y editorial, Buenos Aires, 1993. Juana Bignozzi nació en Buenos Aires, el 21 de septiembre de 1937. Murió en la capital argentina, el 5 de agosto de 2015. Además de los libros mencionados, es autora de “Los límites”, “Tierra de nadie”, “Mujer de cierto orden”, “Partida de las grandes líneas”, “La ley tu ley” y “Quién hubiera sido pintada”. En 2009 publicó “Antología Personal”. En 2014, Adriana Hidalgo Editora publicó la que resulta su última obra, “Los poetas visitan a Andrea del Sarto”. Fue también productora y formó parte del grupo poético “El Pan Duro”, fundado por Juan Gelman en 1955).

 

 

mujeres casadas

de nuestra libertad y soledad

de abismos y cielos

hay testigos poemas confidencias

mítico anecdotario de una generación

déjennos ahora el bálsamo incomprensible

de su permanencia y su compañía

 

--

 

dispuesta a creer que me han amado

incapaz de saber si he amado

-entendámonos, entregada, perdida, sin rescate-

aún quisiera comprender el amor de los hombres

hombres que vuelven o permanecen y repiten su pasión

aún quisiera llegar a saber qué rostro ven en el mío

en ese momento de extrañamiento que llaman pasión

 

 

    interior con poeta III

 

desde mi ventana

silencio de verano silencio de invierno

veo servir la comida

encenderse las luces

lámparas del atardecer mesas del mediodía

¿acogerían ellos a una sin patria?

¿no estaría mi corazón para siempre en otra tierra?

soy ajena a las ceremonias de la costumbre

que suelen acogerme para señalarme extranjera

vidas de espaldas al mar que es el camino de mi vida

 

---

 

las mujeres de mi generación

las que tuvimos la suerte de no convertirnos

en atemporales secas acumuladoras de inútiles

/conocimientos

somos cursis

toda conversación empieza evocando la vida

por eso las que hemos persistido

somos suaves dorian gray

trampeando sin amigos

supuestas conocedoras de conductas

en realidad sufrimos los arquetipos

nosotras también finalmente tipos clásicos

sólo aspiramos a no entender

los adjetivos que puedan dedicarnos

los límites se miden desde el comienzo

el final se valora desde el vamos

 

---

 

Tantas flores a la madrugada tanto vino blanco con los

/amigos

íntima perdida última

tanta vida para la literatura

tanta hermosa fantasía desplegada

corazoncitos en los vidrios empañados en vez de amor

tanto lúcido ascendente iluminista buen alumno

aquellos mis amiguitos con su pacífico partido de izquierda

tanta prueba de amor colgada de un clavito

tanta vida tirada a los perros y a los cobardes

el recuerdo de algunos que en lo mejor de mi vida

en fin cambiemos de tema

después de besar a los íntimos todos los días

como si fuera la despedida del alma

puedo asegurarles que no les crearé ningún problema

soy muy inofensiva

no me pasearé por el mundo con plumas doradas

ni gritaré a destiempo

sólo que tal vez consiga un bote al exilio

o todo termine en un claustro con una labor de petit point

 

---

 

Yo que moriré vendiendo las joyas

que nunca tuve

extiendo esta mano como si blandiera guante de encaje

que no conoció

porque hizo domésticas tareas

con sentido histórico hartazgo y cierta dignidad

yo que moriré

espero limpia y perfumada y es probable con olor a decencia

no olvidaré el escenario inaugural

donde se encendieron y apagaron las luces

donde creció mi adolescencia y murió mi juventud

 

---

 

Soy una mujer trabajada por los fantasmas

clavada a cuatro clavos por detentar valores cuestionados

marcada por haber intentado pensar claro

sola y algo errante en esta reencarnación

sin un manto bálsamo otro alguien

por haber comprendido a largo plazo

los amigos están lejos los espejos cerca

he perdido un código dolorosamente conseguido

y ahora entender sólo significa

iluminar una vía real de piedra

sin pasos que huyan o se acerquen

sin paso ninguno

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.