• @dianalefaz
    Son tantas las veces que no estamos aquí, donde pisamos
  • @Anadimeana
    Mi próxima línea viene con raíces de rosa del viento
  • @Xhuvia922:22
    Los sauces llorones mojan lo que resta de tu sombra
  • @LaPetit10
    El miedo es la distancia más larga
  • @cochambrossa
    Un corazón donde la nostalgia acomode su ingravidez
  • @Genrus
    Nada como el asedio de lo irreparable para mantener el corazón encendido y las velas desplegadas
  • @largabreve
    Todo el amor es una breve esperanza, una contención indebida, enajenadora
  • @SimoneBella7
    No tardes que el silencio arrecia, hoy solo basta con que insinúes un suspiro para volverme agua
  • @ReneValdesM
    La poesía saca lo mejor que no tenemos
  • @_Annai_
    Un don es una sombra liberada
  • @___Sputnik___
    Nadie verá el estante vacío
  • @entiyparati
    Poner el alma a las palabras y que respires de ellas

Sophia de Mello Breyner

   Nació en Oporto, en 1919. Junto a su actividad poética, fue diputada por el Partido Socialista. Fue socia fundadora de la Comisión de Apoyo a los Presos Políticos. Fue también traductora. obtuvo numerosos premios, entre ellos el Camoes, en 1999, el de la Crítica, en 1983, y el Reina Sofía, en 2003. Por este reconocimiento fue incorporada a fines de agosto de 2017 a una exposición sobre los ganadores del premio, en Ciudad de México.

 

    Biografía

 

Tuve amigos que morían, amigos que partían

Otros quebraban su rostro contra el tiempo.

Odié lo que era fácil

Me busqué en la luz, el mar, el viento.

 

 

   La noche y la casa

 

La noche reúne la casa y su silencio

Desde la base desde el cimiento

Hasta la flor inmóvil

Apenas se oye latir el reloj del tiempo

 

La noche reúne la casa a su destino

 

Nada ahora se dispersa se divide

Todo está como el ciprés atento

 

El vacío camina en sus espacios vivos.

 

 

   Si todo el ser al viento abandonamos...

 

Si todo el ser al viento abandonamos

Y sin miedo ni compasión nos destruimos,

Si morirnos en aquello que sentimos

Y podemos cantar, es porque estamos

Al desnudo, el propio dolor meciendo en sangre

Frente a las madrugadas del amor.

Cuando la mañana brille otra vez floreceremos

Y el alma beberá ese esplendor

Prometido en las formas que perdemos.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.